Cuentas con rentabilidad y total disponibilidad

Cuenta Remunerada de Bankinter

cuentas de ahorro


Contar con la posibilidad de tener nuestro dinero en una cuenta bancaria y disponer de él siempre que queramos es una idea muy atractiva si además, el banco nos ofrece una cierta rentabilidad por ello.
Éste es precisamente el funcionamiento de las cuentas remuneradas. Al contrario que otros productos de ahorro como casi todos los depósitos, este tipo de cuentas nos permiten tener una total disponibilidad de nuestros ahorros sin que sacarlos del banco nos suponga ninguna penalización. Además, las mejores del mercado ofrecen en estos momentos interiores muy similares a los de los depósitos, que por lo general siempre han ofrecido una mayor rentabilidad.
¿Cómo elegir la cuenta remunerada que más nos convenga? Para conseguirlo es importante conocer las características de las ofertas del mercado. Por ejemplo, si una cuenta ofrece un tipo de interés alto, es muy probable que ofrezca una buena rentabilidad. En este momento, los tipos de interés más elevados rondan el 2% TAE.
La Cuenta Remunerada de Bankinter ofrece una rentabilidad muy por encima de la media: del 5% TAE durante todo el primer año, y una vez pasado ese tiempo, del 2% TAE durante el año siguiente. Eso sí, cuenta con más requisitos que otras ofertas: para contratarla es necesario tener unos ingresos mínimos de 1.000 euros al mes y tener domiciliados al menos tres recibos al mes, además de establecer un compromiso de permanencia de dos años. Aun así, es una de las cuentas remuneradas más atractivas del momento.
Otro punto a tener en cuenta es el de las comisiones que nos vayan a cobrar. A la larga, dejar de pagar por los servicios habituales de operar con una cuenta, como el mantenimiento, la administración o las transferencias, puede ahorrarnos una buena cantidad de dinero. Por regla general, los bancos que funcionan sobre todo a través de internet tienen menos de estos costes.
Es el caso de ING Direct, conocido por su política de no cobrar comisiones en ninguno de sus productos. Contratando su Cuenta Naranja, además de obtener una rentabilidad del 2% los primeros tres meses, no pagaremos comisiones por el mantenimiento y administración de la cuenta, y tampoco por transferencias realizadas dentro de los países de la zona euro, traspaso ni ingreso de cheques. También es posible sacar dinero a débito de cualquier cajero en cualquier parte del mundo sin que nos suponga ningún coste. No tiene ningún requisito de permanencia, por lo que podremos cambiarla cuando deje de sernos rentable.
Normalmente, las cuentas remuneradas no permiten domiciliar la nómina o pensión, pero existen algunas opciones en el mercado que cuentan con las ventajas tanto de una cuenta nómina como una remunerada.
Por ejemplo, con la Cuenta Única de Banco Mediolanum es posible la domiciliación de nómina o pensión y recibos, y además tiene una remuneración del 2% nominal durante los primeros seis meses que la tengamos abierta. Si no la cerramos en un año, una vez pasado este tiempo, el tipo de interés pasa a ser de un 1,05% TAE. Cuando hayan pasado los primeros siete meses, la cuanta remunera a un 0,10% TAE. Al igual que las dos cuentas anteriores, no tiene comisiones por administración, transferencias, traspaso y además ingreso de cheques. Como ocurre con la Cuenta Naranja, con la tarjeta de débito de Banco Mediolanum es posible sacar dinero en efectivo de cualquier cajero del mundo.
Las cuentas remuneradas son una opción muy interesante para conseguir una rentabilidad por nuestros ahorros simplemente realizando nuestras operaciones del día a día. Para elegir la mejor de ellas, es importante conocer sus características y comparar entre las ofertas que tenemos a nuestro alcance.