Cuentas de ING Direct

Cuenta Naranja

Las mejores cuentas de ING Direct


ING Direct ofrece una serie de cuentas de diseñadas para el uso y ahorro personales. Todas ellas poseen una serie de similitudes que las hacen muy atractiva. A destacar, la ausencia de comisiones (en lace a cuentas sin comisiones) y la total disponibilidad de los servicios de operaciones y consultas a través de internet y por telefonía las 24 horas del día. ¿Cuál es la cuenta que mejor se adapta a ti?

La Cuenta Naranja es la cuenta rentable que nos ofrece ING Direct pensando en los ahorros personales y en los nuevos clientes del banco. Gracias a la apertura automática del Depósito Naranja de bienvenida con el primer ingreso, durante los primeros tres meses la rentabilidad que se nos ofrece es del 2% TAE. Después de este tiempo, la rentabilidad pasará a ser del 1% TAE cada mes.
Otro de sus principales atractivos es la falta de comisiones. Con la Cuenta Naranja de ING Direct nos olvidamos de las comisiones más habituales en los movimientos diarios de dinero. No se realizarán cobros por mantenimiento ni administración de la cuenta, ingreso de cheques, transferencias en cualquier parte del mundo o traspasos. Además, la disponibilidad de nuestros ahorros es total y las tarjetas tanto de débito como de crédito, gratuitas.
Sin embargo, esta cuenta no permite la domiciliación de los recibos que no provengan de productos comercializados por el propio banco. Para obtener este servicio será necesario abrir una cuenta nómina o corriente en la misma entidad.

Con la domiciliación de la nómina o pensión con la Cuenta Nómina, el banco ofrece una serie de ventajas. Con este tipo de cuenta los clientes continúan libres de las comisiones que puedan derivarse de mantenimiento y administración, cualquier transferencia, ingreso de cheques o traspaso. La retirada de dinero en efectivo también es gratuita siempre que se realice con una tarjeta de débito en uno de los cajeros de la red 4B de España.
Además, no existe un compromiso de permanencia y es posible cancelar la cuenta cuando se desee sin que nos suponga ningún tipo de gasto.
Las tarjetas de crédito y débito son gratuitas y con ellas se accede a la devolución del 3% del importe al repostar o hacer cualquier compra en las estaciones de Galp y Shell.

La Cuenta sin Nómina está dirigida a aquellos clientes que quieran disfrutar de las ventajas de tener ahorros en ING Direct sin tener que domiciliar su nómina en este banco.
Las ventajas que nos ofrece esta cuenta son las mismas citadas en la Cuenta Nómina, principalmente la ausencia de comisiones y compromiso de permanencia, tarjetas gratuitas y descuentos en las gasolineras de Galp y Shell.
Los requisitos para acceder a una Cuenta Sin Nómina es necesario cumplir uno de estos requisitos: contar siempre con un saldo superior a 2.000 euros, o bien tener un ingreso mensual de al menos 1.000 euros.

La Cuenta Naranja Mini está específicamente pensada para los niños, que puede abrir cualquier persona que sea representante legal del menor. Eso sí, para abrirla es necesario disponer previamente de una Cuenta Naranja, Cuenta Nómina o Cuenta corriente sin Nómina.
En este caso, ING Direct nos ofrece una rentabilidad desde el principio de 1%TAE. De nuevo, esta cuenta está libre de comisiones por cualquier operación que vayamos a realizar, ya sean transferencias o retiradas de efectivo, y el dinero está disponible de forma ininterrumpida.

Conociendo todas las características de las cuentas de ING Direct, se vuelve mucho más fácil la elección de la que necesites en cada momento.