Cuidado con hacienda con los “chollos” inmobiliarios.


Con el estallido de la burbuja muchos son los propietarios incapaces de pagar sus hipotecas y se ven obligados a vender sus  pisos con urgencia a precios muy por debajo del precio del mercado. Son lo que llamamos “chollos inmobiliarios”. Si tú eres uno de los que está buscando uno de estos “chollos” te conviene saber cómo el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales te puede afectar.

El ITP o Impuesto sobre transmisiones patrimoniales, es un impuesto bien conocido por todo aquel que alguna vez ha comprado una vivienda usada, ya que representa el segundo mayor importe que se paga cuando se compra un piso de segunda mano , siendo, obviamente,  el importe del inmueble el más elevado. Este impuesto que significa entre un 6,5%  y un 8% del precio de la vivienda dependiendo de la Comunidad Autonoma, supone una cantidad importante a desembolsar en el momento de comprar un piso de segunda mano.

Si vas a comprar un piso que cabe calificar  de “chollo” debes tener en cuenta que a la hora de liquidar el ITP se debe hacer constar como precio de adquisición, como mínimo el valor referencial “objetivo” que cada comunidad tenga asignada para ese inmueble. Es decir, puede darse el caso que tengas que pagar el impuesto por un precio superior al realmente pagado.

En caso de liquidar el impuesto sobre el valor escriturado que resulta ser inferior al asignado por la Comunidad, es más que probable que a corto o medio plazo la administración reclame la liquidación del ITP por la diferencia con intereses y propuesta de sanción.

Post invitado:

Ventadepisos.com – Especialistas en pisos en venta