¿De verdad ahorramos al contratar una cuenta nómina?

Comisiones más frecuentes


Las comisiones son las encargadas de encarecer todos los servicios que nos ofrece nuestro banco, ¿podremos ahorrar una cantidad suficiente que nos aliente a domiciliar nuestra nómina?

Las comisiones son el horror de todo ahorrador. Las entidades bancarias han convertido este mecanismo en una de las principales fuentes de ingreso, aprovechando que las operaciones que se gravan son necesarias para el funcionamiento de los clientes, han incrementado en el último año una media del 10%. Es sin duda uno de los motivos que mayor descontento genera a los clientes, siendo de suficiente peso para cambiarse de banco.

Se calcula que cada cliente pude llegar a pagar de unos 200€ a 400€ por este concepto, una cantidad elevadísima. Los usuarios realmente se interesan por encontrar alternativas, no cuando el servicio es adecuado, o existen muchas oficinas a las que acudir, sino cuando repercute en su bolsillo. Cada vez más, los bancos están aprovechando la oferta de comisiones para captar nuevos clientes y conseguir así un beneficio mutuo. Si en vez de utilizar una cuenta nómina, tenemos una simple cuenta corriente podemos llegar a pagar hasta un 60% más, por los mismos servicios. No es ninguna tontería plantearnos esta opción.

Comisiones más frecuentes



  • Comisiones por mantenimiento y administración: Esta es la tasa que se aplica con mayor asiduidad. La media ha pasado de situarse a 26€ anuales en 2008 hasta los 45€ que pagamos actualmente.



  • Comisiones por transferencias: Es un servicio bastante utilizado a nivel nacional por los clientes, porque es uno de los más comunes para realizar pagos a distancia. Puede llegar a suponer hasta unos 82€ anuales a aquellas personas que carezcan de una cuenta nómina.



  • Comisiones por descubierto en cuenta: Ocurre cuando en nuestra cuenta hay un saldo negativo, es decir estamos en números rojos. Es una de las comisiones más caras y después de pasar los días previos a la penalización, que suelen ser cuatro, se aplica una cantidad media del 10% TAE. Además, si el banco realiza una reclamación deudora, por no haber pagado todavía, cada una de ellas tendrá un coste de aproximadamente 35€.



  • Comisiones por retirar efectivo en cajeros automáticos: Existen entidades bancarias que ofrecen una red de varios cajeros en las que puedes disponer de dinero de manera gratuita como puede ser Servired o 4B, pero hay en ocasiones que no es así o necesitas sacar dinero en otro cajero. Pues en este caso las comisionen suelen oscilar entre los 2€ y 4€ por cantidades de efectivo de 20€ a 50€.



  • Comisiones por emisión y mantenimiento de tarjetas: Aunque en la mayoría de ocasiones los costes por emisión suelen ser nulos, no ocurre así con el mantenimiento. Estas últimas comisiones son las que verdaderamente nos interesan porque resulta ser una cantidad fija que deberemos pagar por el hecho de poseer una tarjeta. Estas comisiones aun accediendo a una cuenta nómina son bastante frecuentes y dispares, desde los 0€ hasta los 40€ por año.


El beneficio que obtenemos al domiciliar nuestra nómina en cualquier entidad será bastante notable y nos supondrán un ahorro directo que no debemos desperdiciar.

¿Quién puede acceder a una cuenta nómina?


En principio y como su nombre indica solo podrán disponer de este tipo de cuenta aquellas personas que reciban un salario mensual determinado. Lo que deja en la actualidad, a mucha población fuera de esta posibilidad. Pero los bancos han sabido reaccionar a las necesidades de la población general, admitiendo el acceso a muchas cuentas a aquellas personas que tengan unos ingresos mensuales como pueden ser los autónomos o las pensiones en caso de jubilados.

Las cuentas nómina del momento


Hace unos días que se acaba de relanzar La Cuenta Nómina de Santander con la que se ha confirmado la política tendente a acabar con las comisiones, en este caso para siempre. Los servicios en los que se incluyen esta exención del coste son:

  • La administración y mantenimiento de la cuenta corriente y de la libreta de ahorro.



  • Emisión y renovación de la tarjeta de débito estándar.



  • Retirada de efectivo en cajeros Santander.



  • Transferencias, giros y órdenes de pago en euros, emitidos y recibidos en la Unión Europea y nacionales, realizados online o por cajero.



  • Negociación y emisión de cheques nacionales.



  • Envíos de dinero gratis a través de Santander envíos, con un máximo de 3.000€ al mes y 3 envíos por cliente.


Además de eliminar las comisiones accederemos al plan “Queremos ser tu banco” si tenemos un saldo medio mensual de 500€ en recursos, siempre y cuando sean productos de ahorro. Acceder al plan, nos ofrece oportunidades como disfrutar de descuentos en grandes marcas que nos permiten ahorrar en gasolina, energía, móviles, viajes… Han fijado el Supermiércoles, día en el que todos estos beneficios se multiplican. Dependiendo del valor de la domiciliación que realices puedes conseguir distintos regalos desde un ibook hasta un televisor.

En el mercado podemos encontrar otras opciones que fusionan los beneficios de una cuenta nómina con los de una cuenta corriente, uno de los ejemplos es la cuenta inteligente de EVO. Nos permite domiciliar nuestra nómina (o pensión, dejando acceso a los jubilados) y los recibos, eliminando todas las comisiones para las operaciones que realizamos cada día, todo ello obteniendo una rentabilidad por nuestro dinero. Una de las condiciones más interesantes de este banco es que la emisión de las tarjetas de crédito y débito es totalmente gratuita, y además tenemos la oportunidad de sacar dinero en cualquier cajero del mundo de forma gratuita, un beneficio importante para cualquier viajero que se precie. Las condiciones de la remuneración empiezan a activarse a partir de los 3.000€, de tal manera que el 15 de cada mes, el importe que exceda de esta cantidad pasará automáticamente a una cuenta de ahorro con un interés del 2% TAE durante 4 meses. Si se realiza un ingreso con un importe igual o superior a 10.000€ toda la parte que sobrepase de los 3.000€ pasará también a la cuenta corriente en el mismo momento, sin esperar al día 15.

La entidad Bankinter con su Cuenta Nómina también se ha decantado por la opción de unir las características de la cuenta nómina con una alta rentabilidad del 5% TAE durante el primer año y con un límite de 5.000€ de saldo. Pasando esta rentabilidad en su segundo año al 2%. Es una cuenta que exige un esfuerzo de compromiso por parte del cliente al estar obligado a permanecer dos años en la entidad, además se exige un sueldo mínimo de 1.000€ y la domiciliación del primer recibo. Las tarjetas de crédito y débito serán gratuitas. Si bien es una oferta muy interesante por su alta remuneración debemos atender a otros aspectos, como el de si seremos capaces de cumplir con nuestro compromiso de permanencia.

Sabiendo el ahorro que puede resultar para nuestro bolsillo este tipo de cuentas, solo nos queda analizar cuál es la mejor para nosotros y si tenemos la posibilidad, contratarla.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).