Depósitos bancarios a largo plazo

Los mejores depósitos a largo plazo

los depósitos a largo plazo suelen ofrecer mejores rentabilidades


Si estamos pensando en realizar una inversión a largo plazo y pretendemos que ésta tenga la mayor seguridad la mejor elección es un depósito a largo plazo.

Precisamente porque el capital inicial, además de estar asegurado por la solvencia de la entidad con la que contratamos, está cubierto totalmente al igual que los intereses por el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos) hasta los 100.000 euros por entidad y titular. De tal manera que si queremos realizar un desembolso mayor una buena opción es la de diversificar nuestros ahorros en distintas entidades y así lograr la máxima protección.

Cuando el cliente piensa en la duración de la obligación que va a contraer, lo más importante es que tenga en cuenta la posibilidad de que exista una necesidad de liquidez en el futuro. Al ser productos con un plazo mayor no estaremos tan seguros de la probabilidad real, pero podemos intuirlo en base la situación actual que cada persona tiene. Es muy importante atender a este requisito porque si acabamos por cancelar de manera anticipada el depósito (si es que nos lo permiten) nuestra rentabilidad se reducirá notablemente. Y puede que entonces todo el esfuerzo realizado no sea compensado de ningún modo por la remuneración obtenida.

Los mejores depósitos a largo plazo


El depósito a 18 meses de Pichincha con una inversión mínima de 50.000 euros y sin cantidad máxima, ofrece una TAE del 2,00%, rentabilidad muy por encima de la media del mercado español que se sitúa en el 1,13%. La liquidación de intereses se realizará trimestralmente y no se podrán realizar ni imposiciones posteriores ni disposiciones parciales de dinero. Si se procede retirar el dinero antes de que se cumpla el plazo se impondrá una penalización del 1,00% que se descontará al interés comercializado a partir de la última liquidación realizada.

A un mayor plazo encontramos el Depósito a 25 meses del Banco Finantia Sofinloc que ofrece un interés bastante alto, del 2,25% TAE. La inversión a realizar debe ser como mínimo de 50.000 euros y sin tener un límite máximo. La liquidación de intereses quedará a elección del cliente que podrán ser trimestrales, semestrales o al vencimiento. En este caso la penalización por cancelación anticipada, que solo es posible de realizar a partir de los seis primeros meses, aumenta hasta el 2,00% por todo el tiempo por el que el depósito ha estado vigente. El interés es uno de los más altos del mercado pero en caso de que necesitemos el dinero depositado la operación no habrá cavado con éxito por la pequeña remuneración que obtendremos.

Bankinter con su Depósito 25 comercializa el producto a 25 meses con una rentabilidad del 1,65% TAE siempre que tengamos unos ahorros de como mínimo 6.000 euros. Es uno de los pocos depósitos que permite su cancelación parcial, la penalización se aplicará por el importe que ha sido cancelado, si se amortiza durante el primer año será del 1,25% y si se realiza con posterioridad de aplicará un 1,98%. También se permite la renovación automática al vencimiento pero no las disposiciones parciales de dinero.

Si realizamos un buen análisis se pueden seguir encontrado depósitos interesantes con los que rentabilizar nuestros ahorros.