Diferencias entre un préstamo online y un préstamo tradicional

Dos vías válidas para acceder a financiación con ventajas e inconvenientes

Existen varias vías para pedir un préstamo personal. Se puede elegir entre un préstamo online o un préstamo tradicional, con todo lo que ello implica, tanto ventajas como desventajas. Y es que el canal escogido a la hora de solicitar financiación puede suponer una gran diferencia, no solo en cuanto a la complejidad del proceso de solicitud, sino también en cuanto a los tiempos y comodidad entre uno y otro.

La vía tradicional sigue existiendo, acudir a una oficina de una entidad y contratar un préstamo sigue siendo la opción elegida por muchos. En cambio, es innegable que Internet ha supuesto un antes y un después para la banca. La banca online ha ido creciendo, mejorando su oferta y procesos y ofreciendo ventajas al cliente.

Ventajas de pedir un préstamo online

Hablar de banca online es hablar de comodidad y rapidez. Pedir un préstamo online es posible las 24 horas del día, lo que es sinónimo de no estar pendiente de horarios de apertura ni de cierre, con la comodidad que sin duda ello conlleva.

Compara los mejores préstamos online

Analizamos sus características

Además, el canal online supone rapidez en la solicitud, respuesta y tramitación. Existe una mayor agilidad en el proceso, que permite obtener financiación de forma rápida. En pocos pasos y minutos se puede obtener una respuesta provisional en caso de un préstamo de alto importe o definitiva en caso de ser de menor cuantía, sin tener que esperar a ser atendidos en una mesa de oficina bancaria, únicamente desde cualquier dispositivo con acceso a Internet.

Otra ventaja destacada es que en la propia web o aplicación de la entidad online es posible (por lo general) aportar toda la documentación necesaria para la solicitud y tramitación del préstamo. La subida de documentos se explica de forma fácil e intuitiva de cara a simplificar el proceso.

Dado el canal, la información tanto precontractual como la contractual en la vía online es más clara. Por ley, las entidades deben aportar todos los términos y condiciones del contrato de préstamo de forma clara y transparente.

En cuanto al importe, cuanto menor sea el importe, más rapidez en la concesión. Hoy en día se pueden pedir vía online préstamos por cualquier importe, incluso préstamos hipotecarios. Los créditos rápidos online son como su propio nombre indica, los más rápidos, pudiendo tener el dinero en 15 minutos desde la concesión. En el siguiente vídeo te mostramos algunas de sus características:

¿Cómo solicitar un préstamo tradicional?

El préstamo tradicional sigue siendo una opción viable para acceder a financiación. Se puede acudir a una oficina de una entidad bancaria y solicitar un préstamo tal y como se ha venido haciendo hasta la irrupción del canal online. Si bien es cierto que es una opción más, la principal diferencia está en el factor humano. Quien acude a la banca tradicional para solicitar un préstamo busca el trato personal, una persona a la que plantear dudas, cuestiones previas e incluso poder negociar algunas condiciones del préstamo.

En cambio, el principal inconveniente es la necesidad de traslado a la entidad, esperar a ser atendidos, tener en cuenta el horario de apertura y cierre y no olvidar llevar toda la documentación necesaria consigo. Además, por lo general, al pedir un préstamo en una entidad, suele ser necesario la apertura de una cuenta bancaria en dicha entidad para el cobro de las cuotas.

¿Qué se necesita para solicitar un préstamo?

Para poder solicitar un préstamo, sea cual sea el canal, hay unos requisitos comunes que hay que cumplir. El primero de ellos es ser mayor de edad. Ligado a éste, será necesario tener un documento de identificación en vigor, así como una fuente de ingresos que sea demostrable, como por ejemplo una nómina, una pensión o cualquier ingreso justificado a través de un documento. Hay que aportar también una cuenta corriente o tarjeta (según el tipo de préstamo) a través de la cual se abonarán las cuotas del préstamo.

Dependiendo del tipo de préstamo, cuantía y perfil del solicitante, la entidad puede solicitar información y documentación añadida como por ejemplo las últimas nóminas, la declaración de la Renta, copia del contrato de trabajo, extracto de los movimientos bancarios de los últimos tres meses…

Si buscas un préstamo, te recomendamos visitar nuestro comparador de préstamos y conocer al detalle cuál es el que mejor se ajusta a tu perfil.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Préstamos?

iAhorro te ofrece la posibilidad de comparar entre todos los préstamos que oferta el mercado y te acompaña en el proceso de contratación para ayudarte a encontrar soluciones financieras adecuadas a tus necesidades. Elegir el mejor préstamo personal es clave para ahorrar dinero en la financiación.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).