Productos financieros >

El 50% de los solicitantes de crédito ya han recibido uno con anterioridad

ya ha recibido uno con anterioridad

image backgorund El 50% de los solicitantes de crédito ya han recibido uno con anterioridad

solicitar el mejor crédito


Ya sea para financiar un proyecto o negocio, saldar deudas acumuladas o con cualquier finalidad de ocio, pedir un crédito es una práctica habitual entre los ciudadanos españoles.
Aun existiendo esta gran demanda, los requisitos que se piden desde los bancos para acceder a este tipo de producto financiero suelen ser muy elevados, y en muchas ocasiones el solicitante no los cumple del todo. De hecho, solamente el 30% de las solicitudes de préstamos personales terminan por ser viables y llevarse a cabo.
Ante esta situación, lo natural es que si pensamos en solicitar un crédito tengamos especial interés, además de en que nos lo concedan, en contratarlo con la entidad que nos ofrezca los mayores beneficios, dentro de lo posible.
Teniendo en cuenta que el 50% de las personas que buscan financiación por medio de un crédito bancario ya ha recibido uno con anterioridad, podemos deducir que los solicitantes en general conocen el procedimiento y en qué puntos podrían mejorar respecto a su anterior crédito, sobre todo en materia de ahorro.
¿Cómo podemos mejorar de forma sencilla las características de nuestro crédito anterior? Para conseguirlo nos será de ayuda fijarnos en los tipos de interés y las comisiones del resto de ofertas, dos de los aspectos que más pueden influir finalmente en su rentabilidad.

  • La falta de las principales comisiones que pueden derivarse de la contratación de un crédito, como pueden ser las de estudio de nuestra situación personal, apertura o cancelación anticipada en caso de que queramos finalizar la deuda antes del plazo establecido.
    Este tipo de gastos son los que pueden subir mucho de precio el crédito a la hora de devolverlo sin que apenas nos demos cuenta. En cuanto a la opinión de los clientes, aproximadamente un 30% reconoce estar pagando más comisiones de lo que les gustaría con su banco y que un cambio en este aspecto es una de las razones por las que se plantearían mudarse a otra entidad.
    Si estamos buscando un préstamo y lo que nos preocupa son los gastos de comisiones, es posible que una buena opción sea el Préstamo Naranja de ING Direct, que precisamente cuenta con esta característica como su principal diferencia con el resto de productos similares presentes en el mercado. Como información adicional, decir que su tipo de interés es bajo en relación a la tendencia general del mercado (desde un 9,32% TAE con vinculación de productos) y la cantidad a financiar es generosa, de hasta 60.000 euros.



  • Un tipo de interés bajo es el principal indicador de que estamos ante un crédito rentable, siempre que el resto de sus características, como las comisiones o los productos vinculados, no nos supongan un gasto extra que lo descompense.
    El tipo de cliente que valora por encima de todo un tipo de interés bajo a la hora de ahorrar puede encontrar interesantes los préstamos personales de Cofidis. Divididos en una serie de fines entre los que puede encontrarse el uso que vayamos a hacer del dinero (reformas, celebraciones o coche, entre otros), poseen un interés fijo muy por debajo de la media: un 6,95% en contraposición a un 11,75%. La cantidad máxima a la que podemos acceder es de 15.000 euros a pagar en un plazo de hasta seis años.


Si estamos buscando un segundo crédito o es el primero que queremos contratar, siempre es de ayuda comparar entre las ofertas que las entidades ponen a nuestro alcance para encontrar aquél que más se adapte a nuestras necesidades.


 

Sobre el autor del artículo.


Posts Relacionados