El IRS, nuevo referencial hipotecario, ¿Sustituye al Euribor?

¿Cómo nos afecta la creación del IRS a los hipotecados?



Desde hace la semana pasada el IRS o Interest Rate Swap oficialmente es un nuevo tipo de referencia del mercado hipotecario español.

Para muchos todavía estas siglas no significan nada. Mientras que los hipotecados son los que más han indagado para saber que pasará con su hipoteca y si su interés se verá modificado.

El IRS o permuta de tipos de interés es un tipo de referencia hipotecario a 5 años, es decir, es un índice que estima la previsión del mercado sobre la evolución de los tipos de interés a cinco años, siendo en general un valor más elevado que el del euribor, cuyo plazo de cálculo son entre 6 y 12 meses, para aplicar a las hipotecas. Pero a la vez se supone que es más estable, si se aplica con revisiones de las hipotecas a 5 años, evitando fluctuaciones tan marcadas como las del euribor.

Si realmente hay una estabilidad en la evolución de la permuta de intereses, traerá consigo una mayor tranquilidad, puesto que sus cuotas hipotecarias deberían variar muy poco en cada revisión, para cumplir su objetivo.

¿Cómo nos afecta la creación del IRS a los hipotecados?


En el caso de las hipotecas ya constituidas, dependerá del tipo de referencia al que se contrató:

Las hipotecas que están referenciadas al euribor tienen dos alternativas:

  • Mantener el euribor, legalmente no hay obligación de cambiar.

  • Negociar con el banco el cambio del euribor al IRS, si se prefiere optar por la permuta de tipo de interés; se tendrán que negociar las nuevas condiciones con el banco y firmar una novación ante notario.


Las hipotecas que están referenciadas al IRPH de conjunto de entidades (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) les ocurre lo mismo que en el caso anterior, ya que este tipo de referencia también se mantiene.

Los préstamos hipotecarios referenciados al IRPH de bancos o de cajas modificarán su tipo de referencia, ya que en un año éstos desaparecerán. Es importante leer las escrituras de la hipoteca:

  • En algunos casos, en la escritura de préstamo hipotecario se especifica cuál será el sustituto si desaparece el tipo de referencia. Entonces, se aplicaría el sustituto en la siguiente revisión.

  • Si no hay ninguna cláusula que haga referencia a la desaparición del tipo de referencia, se tendrá que negociar con el banco el nuevo tipo y diferencial aplicados. Lo más probable es que el banco nos trate de colocar el IRPH de entidades, si bien según el diferencial sería mejor tratar de negociar un Euribor o un IRS.


Si desde el 28 de abril de 2012 se ha contratado o se contratará una nueva hipoteca a tipo variable, todo seguirá igual, por decirlo de una manera. Tendrás que elegir de entre la oferta hipotecaria la que más te beneficie. Probablemente a lo largo del año, se reducirá la oferta de hipotecas referenciadas al euribor para dar lugar al IRS, cuyo valor es más elevado. Es importante no dejarse llevar por el diferencial, sino que hay que valorar la suma del valor del tipo de referencia más el diferencial.

Para los hipotecados que tengan que cambiar el tipo de referencia es recomendable que se asesoren antes de aceptar la oferta que les proponga su gestor del banco, ya que la primera oferta es probable que beneficie más a la entidad financiera que al cliente. Cuando estén de acuerdo con el nuevo tipo y diferencial, pueden firmar el contrato correspondiente.

Mireia Quirós Medina
Marketing de contenidos - Dirección Financiera