El láser, nuevo método para dejar de fumar

Puede ser muy difícil dejarlo sin ayuda


El cigarrillo es muy nocivo para la salud y muchas personas desean dejarlo y no lo logran. El tabaco es una sustancia muy adictiva, crea una fuerte dependencia y a veces puede ser muy difícil dejarlo sin ayuda. Sin embargo, el primer paso para dejar de fumar es tener la convicción y la seguridad de que se desea dejar este hábito tan perjudicial.

La nicotina tiene las mismas características que cualquier otra droga: crea dependencia en el fumador, cada vez se es más tolerante y, si no se consume, aparece el síndrome de abstinencia. Por eso dejar de fumar es realmente difícil cuando se ha alimentado un hábito nocivo durante años. Un nuevo tratamiento basado en un láser de baja potencia ayuda a dejar de fumar. Te explicamos en qué consiste:

La base del tratamiento es un diodo de baja potencia que consigue elevar las endorfinas a niveles más altos que los producidos por el tabaco. Lo consigue mediante la estimulación de varios puntos vitales y energéticos. Se suele aplicar en 24 puntos de la cabeza, en tres del antebrazo derecho y una vez en el pecho. A través de ellos llega al aparato digestivo, a regular el sueño, calmar la ansiedad y tratar la tristeza. De este modo, se disminuye el ansia por fumar y se eliminan las ganas de fumar.

Pero el tratamiento comienza un poco antes del tratamiento con láser. El paciente debe acudir a la consulta sin haber fumado al menos tres horas antes. Después, el comienzo de la sesión se basa en una charla sobre hábitos de vida y comportamiento, seguramente que no contenga información nueva para el paciente pero el objetivo es que el especialista sepa cuáles son sus deseos reales para dejar de fumar.

Los estímulos producidos por el método infrarrojo son conducidos a través del sistema nervioso central, provocando la liberación de las hormonas llamadas endorfinas. Estas hormonas, que tienen una función sedante, intervienen beneficiosamente en algunos procesos como la drogodependencia.

Una vez terminada la sesión, que debe realizarse en completo silencio, el paciente comienza a perder las ganas de fumar. Más del 80% de las personas que se han sometido a este tratamiento han dejado el tabaco por su propia voluntad.
Lo más importante para que el tratamiento láser sea efectivo es tener la voluntad real de querer dejar de fumar. No tiene contraindicaciones e incluso puede realizarse en mujeres embarazadas.

Una vez completada la sesión, el paciente debe acudir a los ocho días para realizar una segunda sesión "de refuerzo". Esta sesión en ocasiones no es necesaria pero según las características de cada caso también puede que se necesite más de una.

Lista de artículos más recientes

¿Cuáles son los mejores préstamos de octubre de 2019?
¿Cuáles son los mejores préstamos de octubre de 2019?

Octubre vuelve a arrancar con pocas novedades en préstamos al consumo a la espera de una campaña de Navidad en la que el crecimiento del consumo y la mayor demanda de este tipo de financiación puede llevar a un abaratamiento de costes

¿Cuántos índices hipotecarios hay?
¿Cuántos índices hipotecarios hay?

Al hablar de hipotecas, necesariamente hay que hablar de índices hipotecarios. Principalmente porque son los que establecen el precio que se pagará por la hipoteca a tipo variable.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.