Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

El euríbor podría alcanzar el 1,5% hacía el año 2022-2023

El tiempo de vida de la hipoteca puede ser un indicativo para decantarnos entre una fija o variable.


Elegir una hipoteca no es una tarea sencilla. Ahora con el euríbor en negativo parece que las hipotecas variables son la mejor opción, pero ¿qué pasaría si se repitiera la tendencia de este indicador de los últimos 20 años?

Antonio Gallardo, experto en finanzas de iAhorro, considera que a medio plazo van a subir los tipos, “aunque creo que el escenario es mucho más moderado. En el peor de los cosos podría alcanzar el 1,5% hacía el año 2022-2023. Las autoridades monetarias, en nuestro caso el BCE, trabajan para que todos los cambios de tipos sean paulatinos y que no se tenga que llegar a tipos tan altos como vimos en el 2008, pero no se está exento de cambios más bruscos por coyunturas económicas negativas como las que vimos hace una década”.

Los bancos han empezado a bajar los tipos fijos, este movimiento puede ser porqué ¿Se avecina una subida del euríbor? Santiago Cruz del Pozo, CEO de Ibercredit,  explica que las entidades están usando su poder de persuasión con los clientes para que se decante por las hipotecas fijas para que puedan controlar sus riesgos. “A los bancos les convienen estos tipos fijos porque así calculan la rentabilidad que van a obtener y pueden jugar con la ganancia de la operación”, apunta. 

Además, destaca que el escenario actual favorece que los ciudadanos elijan los prestamos fijos. “El hipotecado no quiere hacer negocio, simplemente quiere pagar su casa y controlar la situación lo máximo posible. Él adquiere el compromiso de un pago mensual y esto es lo que quiere hacer”, matiza Cruz del Pozo.

¿Qué pasaría si se repitieran los últimos 20 años del euríbor? 


Desde iAhorro nos hemos querido preguntar, qué pasaría si se repitieran los tipos de los últimos años. En este caso,¿ me conviene más una hipoteca fija o variable?. ¿Dónde está el margen de diferencia entre un tipo de hipoteca u otro? 

Para realizar este estudio hemos recopilado los datos del euríbor desde 1998 hasta la actualidad gracias a la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Este indicador nació de la mano del euro, la moneda única de la UE. Entró en vigor el 30 de diciembre de 1998 (con valor del 4 de enero de 1999).  

Hipoteca de 120.000 euros a 20 años 

En una hipoteca de 120.000 euros a 20 años. si nos dan un tipo de interés fijo superior al 2,35% nos interesa escoger una variable. A partir de este tipo, pagaríamos más intereses con los tipos fijos que con el variable, siempre y cuando se repitieran los mismos tipos del euríbor de los últimos 20 años. 

Por ejemplo, BBVA ofrece en la actualidad un tipo fijo del 1,95%, en este caso pagaríamos 145.013 euros al final de la vida de la hipoteca frente a los 151.046,28 que pagaríamos si escogiéramos el tipo variable+ 0,99, siempre y cuando se repitieran los mismos tipos del euríbor de los últimos 20 años. 

Hipoteca de 250.000 euros a 30 años 

En el caso de una hipoteca de 250.000 euros a 30 años, la referencia estaría en el tipo fijo del 3,1%. Si el tipo fijo que ofrezcan los bancos está por debajo de esta cantidad, es más interesante escoger una hipoteca fija. Si la entidad ofrece un TIN superior al 3,1%, se pagarán menos intereses con una hipoteca variable.
 
Por ejemplo, con un tipo de interés del 2,5% se pagarán al final de la hipoteca 355.608 euros frente a los 381.321,31 euros que habría que pagar si se repitieran los datos del euríbor. En este caso hemos comparado los últimos 20 años y hemos añadido los datos de este indicador de 1998 hasta 2008. 

A mayor tiempo de vida de la hipoteca, más intereses 

Con un tipo de interés constante, cuanto mayor sea el plazo de la hipoteca menor será la cuota, pero más intereses se pagan. Por ejemplo, para una hipoteca de 120.000 euros y un interés constante del 2,35%, se pagarían un total de 30.516,23 euros de intereses en 20 años, pero en 30 años los intereses a pagar se duplicarían, hasta los 47.342,28 euros.