¿En qué consiste una hipoteca inversa?

¿Rasgos peculiares de las hipotecas inversas?

hipoteca inversa


Las hipotecas pueden ser de tipos muy diferentes y adaptadas a las necesidades de perfiles variados. Para elegir la mejor, es aconsejable conocer qué estamos buscando qué nos ofrece el mercado Para saber más sobre este préstamo, puedes consultar nuestra Guía de hipotecas gratuita.
Una de las modalidades de hipoteca que no es muy conocida pero que está cogiendo auge y contratándose cada vez más es la denominada hipoteca inversa, cuyo objetivo en conseguir un complemento de la pensión de las personas mayores, mediante una hipoteca sobre su vivienda libre de cargas.
Por su denominación se puede entender que sería como una hipoteca al revés y en cierto modo es verdad. Pero esta es su denominación por varios motivos.
Primero vamos a ver qué se entiende por hipoteca inversa: se trata de aquella hipoteca en la cual se solicita un préstamo con garantía de una vivienda y es la entidad financiera la que mes a mes da un importe de dinero al solicitante poniendo como garantía la vivienda que se hipoteca.
Es decir, el propietario de una vivienda libre de cargas solicita a una entidad financiera un préstamo poniendo en garantía una propiedad sin cargas que es la que va a hipotecar. La entidad financiera a cambio lo que hace es o bien abonar el dinero que solicita el titular mes a mes o con cuantías pactadas durante un periodo de tiempo determinado y una vez llegado el vencimiento el cliente o bien
devuelve el importe total del préstamo solicitado que se le ha ido abonando o bien la propiedad pasa a ser de la entidad financiera.
Se trata de una de las formas últimamente empleada por jubilados a los cuales la pensión actual no les llega para vivir y, teniendo una propiedad libre de cargas, deciden realizar una hipoteca inversa sobre ella, consiguiendo un préstamo que se le va abonando mes a mes y que les sirve como forma de completar su pensión.
En este caso por ejemplo, si fallece el solicitante de la hipoteca inversa y los herederos quieren quedarse con la propiedad, basta con que abonen a la entidad la cantidad que se pagó al hipotecado hasta la fecha del fallecimiento o, sencillamente, la entidad da a estos una hipoteca para que mensualmente abonen una cuantía hasta que paguen todo el préstamo inicial más los intereses pasando otra vez la titularidad a estar a nombre de los herederos en este caso.
Esta ya sería una hipoteca normal y corriente y no una hipoteca inversa.
Por varios motivos se puede definir como una hipoteca inversa:

 


  • Por un lado, mientras que en una hipoteca normal el comprador adquiere una vivienda y solicita un préstamo que usa para pagar al constructor o al anterior propietario, en las hipotecas inversas lo que hace realmente la entidad financiera es financiar una venta de una propiedad a plazos, en cierta manera.

  • Por otro, mientras que en las hipotecas habituales es el solicitante el que hace abonos mensuales devolviendo la deuda prestada, en las hipotecas inversas es el banco el que realiza abonos mensuales en la cuenta de los titulares que la han solicitado.


  •  

 

 

¿Rasgos peculiares de las hipotecas inversas?


Por un lado en el plazo de la hipoteca pasa algo similar al de las hipotecas normales. Mientras que en estas dependiendo de la edad del solicitante se le concede un mayor o menor plazo, en las hipotecas inversas, la cuantía mensual a abonar por el banco al hipotecante es mayor cuantos más años tiene el titular ya que en teoría está más próximo a fallecer a más edad con lo cual el montante del préstamo se deberá de abonar en menor plazo lo que equivale a mensualidades mayores.
Por ejemplo si un propietario de un inmueble valorado en 100.000 euros, libre de cargas, decide realizar una hipoteca inversa sobre el bien, la entidad no acostumbra a financiar el 80% del bien, sino que recurre a porcentajes menores, otra diferencia con las hipotecas normales.
Supongamos que el solicitante tiene 65 años. Las cuotas a abonar si el vencimiento es hasta los 75 años, serían 120 mensualidades menos los intereses, si financia el 50% del valor del inmueble. O sea, 50.000 euros a abonar al cliente en 120 mensualidades. Si el cliente tuviese 70 años y la esperanza de vida que determina el plazo continúa siendo los 75 años, se debería de abonar al cliente 50.000 euros en 60 mensualidades, con lo que consecuentemente el importe mensual deberá de ser superior al primer caso.
Son hipotecas cada vez más habituales pensando en la reducción futura de las pensiones y el encarecimiento de la vida.
Noticias relacionadas
¿Cómo funciona una reunificación de deudas?
Hipotecas para financiar la compra de suelo

 

Lista de artículos más recientes

Qué hacer si tengo una tarjeta revolving
Qué hacer si tengo una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving se ofrecen como una alternativa fácil y accesible para comprar todo tipo de productos: un crédito en el bolsillo, que permite fraccionar operaciones y pagar cuotas bajas. Pero su coste, especialmente si se alarga mucho el plazo de p

¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?
¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?

La financiación es un punto clave en el desarrollo de todos los negocios, especialmente para pequeñas empresas y autónomos. Pero, precisamente, son estos, especialmente cuando se empieza la actividad, los que encuentran más problemas para conseguir fondos

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.