En qué fijarse al elegir tarjeta de crédito

alrededor del 25% TAE,

tarjetas


Las tarjetas de crédito son uno de los productos bancarios que se utilizan con más asiduidad. Y es que, utilizadas de la forma correcta, frecen beneficios interesantes para aquellos que estén interesados en obtener crédito en un momento determinado, fraccionar sus compras de la forma más cómoda para ellos o pagar todas sus adquisiciones a final de mes.
En el mercado podemos encontrar una gran variedad de tarjetas de crédito, que se diferencian entre sí por algunas de sus características básicas. Es por esta razón que resulte necesario comparar entre las opciones más adecuadas para nosotros, de forma que la elección final sea la más acertada. ¿En qué es importante fijarse a la hora de comparar tarjetas de crédito?

Tipo de interés


.La primera característica es la que primero salta a la vista al hablar de este tipo de tarjetas. Aunque no sea lo único en lo que fijarse, sí es cierto que una tarjeta con un tipo de interés muy elevado suele llevar consigo otras desventajas, y en pocas ocasiones resulta la más rentable.
El tipo de interés de estos productos se sitúa ahora mismo alrededor del 25% TAE, es decir, un porcentaje muy elevado, aunque siempre es posible encontrar opciones por debajo de éste. Elegir una tarjeta con un tipo de interés moderado nos será de gran ayuda para pagar menos en nuestras compras. Por ejemplo, la tarjeta Visa Oro que pone a nuestra disposición ING Direct, con un tipo de interés muy competitivo del 15% para los pagos fraccionados.

Comisiones


La mayoría de las tarjetas de crédito cobran comisiones por hacer uso de sus servicios, como obtener crédito, sobrepasar la cantidad límite del mismo o los retrasos en los pagos. Para adquirir una tarjeta rentable, podemos optar por aquellas que minimicen o eliminen algunas de estas comisiones. Por lo general, las que las entidades optan por eliminar antes son las de mantenimiento de la tarjeta y emisión, que en algunas ocasiones resultan gratuitas.

Ventajas adicionales


Muchas tarjetas de crédito, además de los servicios que prestan todas ellas, ofrecen también una serie de beneficios específicos para los clientes que hagan uso de ellas. Un ejemplo muy habitual son los descuentos es diversos establecimientos pagando con ellas, pero no el único. Las tarjetas de Banco Mediolanum incorporan con ellas –al igual que el resto de los productos de la entidad- la posibilidad de acceder a un asesor personal que nos ayude a tomar las mejores decisiones con respecto a nuestros ahorros.

Vinculación con el banco


Al elegir una tarjeta, nos encontramos con opciones cuyos requisitos pasan por establecer una máxima vinculación con el banco que nos la otorga, pero también con las que podemos obtener sin necesidad de cambiar de entidad. Por ejemplo, la tarjeta Visa de Barclaycard permite acceder a ella mientras mantenemos el resto de productos y servicios contratados con el banco que elijamos.
Las tarjetas con una gran vinculación suelen ofrecer a cambio algunas ventajas a sus clientes, aunque para aquellos que valoren la libertad de elección de tarjeta independientemente de la entidad que la comercialice, pueden no merecer la pena. Al igual que sucede con el resto de características.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.