Euribor bajo, ¿perjudicial o ventajoso?

Crecimiento anual, caída mensual


La recuperación del sector hipotecario se mantiene por el buen camino tras los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), referentes al total de hipotecas sobre viviendas  constituidas en el pasado mes de octubre. La comparativa con el mismo mes del 2014 señala un aumento del 7,1%.

Crecimiento anual, caída mensual


A nivel anual, siguen mejorando un 2014 bastante gris para el sector, en el que se contabilizaron un total de 204.302, por las más de 206.000 constituidas hasta este mes de octubre. Un total de cinco meses de 2015 han logrado superar la marca establecida por septiembre de 2014, el más prolífico de ese año.

Sin embargo, octubre sigue demostrando que no es el mejor mes en cuanto a hipotecas se refiere y una vez más se produce una caída con respecto a los meses anteriores. La bajada en el número de hipotecas inscritas es tal que en este 2015, únicamente marzo queda por detrás con 18.857. Este dato adquiere mayor relevancia al compararlo con el noveno mes,  con su apoteósica cifra de 23.828 hipotecas inscritas, unos datos que no se veían desde los inicios del 2013.

Junto al crecimiento del número de hipotecas, destaca un aumento de la confianza de aquellas entidades encargadas de conceder los créditos hipotecarios. Este dato queda reflejado en el aumento porcentual del importe medio, un 10,8% más respecto al mismo mes del año anterior. Los 111.711 euros de importe medio suponen, también, un nuevo récord en lo que va de año, superando al mes de septiembre. Las entidades parecen aumentar su confianza en el fin de la crisis del sector y los usuarios en el nuevo mínimo histórico que registra el Euribor.


El Euribor bajo, ¿un dato positivo o negativo?


Como si de un puzzle se tratase, la bajada del Euribor, principal índice de referencia de los préstamos hipotecarios y que actualmente se encuentra en +0,059% según los datos publicados por el Banco de España, ha hecho que los españoles puedan acceder a hipotecas más baratas. A esto se le suma que los bancos, principal pieza de dicho puzzle, han aumentado el importe medio de las hipotecas. Dos claves que auguran que el positivismo se mantenga en el corto plazo en el sector.

Esta situación se lleva viviendo, sobre todo, desde el final del verano, en la que la bajada del Euribor ha sido constante, llegando a alcanzar un nuevo mínimo histórico. Los nuevos datos sobre hipotecas constituidas que se esperan para los últimos dos meses del 2015 deberían mantener la misma tónica. Sin embargo, se podría esperar que se trata de una situación coyuntural que mermará en el medio-largo plazo, por lo que los usuarios deben de ser conscientes de este hecho y tener muy presentes los riesgos que conlleva un Euribor tan cercano al 0%.

En este punto se deben distinguir entre dos tipos de personas, por un lado aquellas que disponen de una hipoteca contratada, máxime si su contratación fue anterior a la crisis y con diferenciales bajos, ya que se resentirán menos ante una nueva subida. Su adaptación será más fácil. Por el otro lado están los nuevos hipotecados, que en un principio se encontrarán con una situación positiva con hipotecas baratas. El problema llega en los diferenciales que son mayores y al producirse una subida, las cuotas que ahora mismo pagan también irán al alza.

Si se mantienen los tipos de interés tan bajos, el mercado continuará animado y el número de hipotecas constituidas seguirá en crecimiento, junto con el importe medio, pero debemos ser conscientes que en el futuro puede suponernos un perjuicio para nuestros bolsillos si el Euribor cambia la tónica bajista.