Evitando comisiones bancarias

Demasiada libertad en materia de comisiones

Muñecos trabajadores


El coste y variedad de comisiones que el cliente minorista sufraga en su relación con la banca no para de aumentar en los últimos años. Aparentemente paradójico es que  informes como el del BBVA Research sobre la situación de la banca a diciembre de 2015 indiquen que los ingresos por comisiones "se han comprimido". Ambas realidades son compatibles, ya que es posible que se haya incrementado el coste de las comisiones que se cargan a los clientes, pero haya menos contratación de determinados productos que comportan altas comisiones, como podrían ser los préstamos hipotecarios o los créditos. Las dos fuentes principales de ingresos de la banca son:




  1. El margen entre los intereses que cobran por créditos, préstamos hipotecarios y otros productos, por una parte, y los intereses que pagan por sus cuentas y depósitos a sus clientes, por otra. En España y Alemania suponen un 65% de los ingresos de explotación. Este margen es menor en países como Italia (56%), Reino Unido (54%) o Francia (51%).

  2. Las comisiones generan en España el 23% de los ingresos de explotación, mientras que en Alemania representan el 27%, en Francia e Italia un 33% y en Reino Unido un 26%.


Demasiada libertad en materia de comisiones


Que los bancos puedan aplicar comisiones con total libertad en la mayoría de productos financieros no sería tan nocivo para los intereses de los clientes si operaran en un mercado competitivo y hubiera mecanismos ágiles y efectivos para reclamar. Sin embargo, resulta que los bancos operan en un mercado oligopolístico (hay pocos competidores y competición) y, además, resulta que os informes del Banco de España cuando se vulneran los derechos de los consumidores financieros queda en papel mojado si los bancos deciden no hacerle caso. Dado que no se suele acudir a la Justicia ordinaria por comisiones relativamente pequeña, es imprescindible que los informes del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España (organismo que asume las funciones del Servicio de Reclamaciones) sean vinculantes para los bancos incumplidores.

Ideas para evitar comisiones


Veamos algunas ideas, alguna ya analizadas en este artículo anterior, para reducir o eliminar las comisiones bancarias que pagamos:

Tener claro qué productos tenemos contratados y las comisiones relacionadas. Este trabajo previo, tanto de formación (entender los productos y comisiones que tenemos) como de información (mediante la banca online y acudiendo a las oficinas), es muy importante para enfrentar las tareas posteriores de eliminación o reducción del coste de las comisiones.

Es muy posible que hayamos descubierto que pagábamos comisiones que no teníamos en cuenta por productos y servicios que no teníamos presente. Tarjetas de crédito que en su momento nos enviaron y que no usamos desde hace años (o incluso ni tenemos el plástico) o mantener varias cuentas en una misma entidad que han pasado a costar dinero en comisiones de administración o gestión (y en un pasado eran gratuitas) son descubrimientos usuales. Toca "podar" este tipo de productos innecesarios; agrupar todo nuestro negocio en una misma cuenta (sin comisiones) y cancelar las demás, anular las tarjetas bancarias que no usamos y dar de baja servicios innecesarios nos ahorrará tiempo y dinero. Especial atención a los seguros; si contratamos un seguro de vida, por ejemplo, a cambio de que nos concedieran un crédito personal, valoremos si tiene sentido y se ajusta a nuestras necesidades o vale la pena anularlos.

Cuando hayamos acabado con la poda de productos y servicios bancarios innecesarios, toca negociar con nuestro banco todas las comisiones que sea posible. Si tenemos abierta una cuenta corriente con nuestra nómina, pensión o ingresos periódicos de autónomo, deberíamos exigir que no nos cobrara comisiones por mantenimiento ni gestión; según nuestras necesidades y uso, vale la pena negociar las comisiones por traspaso y transferencia, por ingreso de cheques, etcétera. No hay que engañarse, el éxito de nuestra negociación depende del negocio que aportamos a la oficina, nuestros conocimientos financieros, el tipo de comisión (muchas comisiones no son negociables por mucha presión que hagamos) y las atribuciones de la oficina (para saber qué decisiones pueden tomar directamente y qué otras dependen de sus centrales).

Saber usar los productos nos ayudará también a ahorrar comisiones; sacar dinero de cajeros que no nos cobren comisiones, solicitar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco y anular la nuestra en caso de que tenga comisiones, traspasar nuestro plan de pensiones o cambiar a un mejor fondo de inversión son trucos a tener en cuenta.

De forma periódica hay que comparar los productos y en caso de que otros bancos sean menos costosos en cuanto a comisiones y ofrezcan mejores productos y servicios, cambiar de banco.

Un trabajo importante que debe hacer el cliente, sin duda, pero que tiene premio: pagar menos comisiones.

En Cadena Ser


A partir del minuto 23:48 hemos hablado de ahorro y comisiones en el programa 'Hoy por hoy' de Cadena Ser:

Lista de artículos más recientes

Las mejores hipotecas fijas de noviembre de 2019
Las mejores hipotecas fijas de noviembre de 2019

El último informe del INE sigue mostrando como aumenta el número de hipotecas fijas, que hasta hace cuatro años no representaban el 10% del mercado y actualmente han alcanzado el 44% de las hipotecas constituidas.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.