EVO Banco inicia su andadura como nueva entidad financiera independiente

¿Y qué pasa con el cliente?



El próximo lunes 9 de diciembre EVO Banco será una entidad financiera independiente. Con este paso finaliza el proceso de venta de Novagalicia Banco al fondo de inversión Apollo e inicia su nueva andadura con el código 0239 asignado hace pocas semanas por el Banco de España. Todo un camino lleno de posibilidades teniendo en cuenta lo realizado por EVO Banco hasta ahora y las grandes posibilidades de futuro de los bancos volcados a los clientes tras la reestructuración financiera que sigue avanzando.

Hasta ahora EVO Banco operaba como una banca comercial del grupo NCG Banco (Novagalicia Banco), por lo que todos los requisitos legales y formales eran los que cumplía esta entidad. Por ejemplo, si tenía una cuenta en Novagalicia y otra en EVO, ambas sumaban en su conjunto en la protección del Fondo de Garantía de Depósitos (que garantiza hasta 100.000 euros por cliente y entidad), podías utilizar las oficinas de ambos para las operaciones más comunes como ingresos o pasar dinero de una cuenta a otra era automático al tratarse de un traspaso. Ahora EVO es una entidad independiente, inscrita en el registro mercantil, en el registro del Banco de España, en el Fondo de Garantía de Depósitos; y sujeta al mismo sistema de garantías y obligaciones que cualquier otra entidad financiera española.

¿Y qué pasa con el cliente?

Lo primero, y casi único que notarán en el corto plazo es que la numeración de sus cuentas, depósitos o préstamos cambia para adaptarlo al nuevo código de entidad, pero se mantienen garantías y condiciones. De hecho, cualquier cambio en las condiciones se debe comunicar con un mes de antelación para que el cliente tenga la opción de renunciar y cambiar de entidad. En un principio no parece que se vaya a producir tampoco en el medio plazo ya que lo que le interesa aún más a la nueva entidad es continuar con productos competitivos que le ayude a ganar clientes y cuota de mercado. Eso sí, los que eran clientes de Novagalicia ahora lo son de dos entidades distintas y tendrán que tenerlo en cuenta en protección y especialmente operativa (tiempo de transferencias, costes si lo hacen desde Novagalicia…). En cuanto a la seguridad y acceso, al haber operado como “marca” distinta con su propia imagen, web, tarjetas… no hay ningún cambio, el cliente de EVO operará el día 9 como lo había hecho hasta ese momento.

Pero tampoco el cambio de numeración de cuentas supone problemas. Ya lo hemos visto en distintas integraciones o compras de bancos estos últimos años, todas las órdenes automáticas de transferencia, domiciliación de nómina o de gastos se cambian automáticamente a la nueva numeración. De hecho, el cambio futuro le afectara no sólo a EVO, sino a todos los bancos y se producirá en febrero del 2014 cuando entra en vigor un nuevo cambio normativo (SEPA) que afectará a todas las domiciliaciones de todos los clientes bancarios de Europa.

En resumen, el cliente de EVO inicia un nueva etapa en solitario, en la que arrancando con sus mismos productos y sin cambios para sus clientes, tiene ante sí un mercado con grandes posibilidades de crecimiento.