Hipotecas 100% a tipos baratos

Intermediario hipotecario profesional

compraventa de viviendas


Afirmar hoy en día que un banco ofrece financiar el 100% más gastos es ya un atrevimiento. Añadir que los tipos de interés son baratos, podría tildarse de temerario.


No es habitual que un banco nos apruebe una hipoteca al 100% más gastos, incluso siendo funcionarios y sin endeudamiento previo de ningún tipo. Las mejores hipotecas suelen marcar dos límites en la cantidad a conceder, a saber:




  1. Un porcentaje máximo sobre el valor de tasación, que no suele superar el 80% de este valor.

  2. Un porcentaje sobre el valor de compraventa de la casa, que puede ser del 100 o del 80% según cada entidad financiera.


Con un doble límite, el cliente nunca puede financiar los gastos de la operación y, si además el límite es el 80% del valor de compra, también ha de aportar ahorros del 20% restante.


Para conseguir un 100%, hay dos caminos, no excluyentes:




  1. Acudir a un intermediario hipotecario profesional y que cumpla con la normativa al respecto, plasmada en la Ley 2/2009 y desarrollo reglamentario. Estas empresas profesionales tramitan la operación con bancos, gestionando la fase previa, negociando las condiciones de la hipoteca y acompañando al cliente en el proceso. No conceden hipotecas, las tramitan.

  2. Presentar nosotros mismos la documentación a un banco que considere financiar un 100% más gastos. ¿Hay alguno?


No es una tarea fácil, alguna entidad puede considerar un 100% más gastos si se le presentan avalistas solventes o un hipotecante no deudor que acepte hipotecar parte de una segunda vivienda. Incluso es posible que alguna entidad nos conceda este tipo de financiación si el 80% de tasación cubre el valor de la compra y los gastos. Por ejemplo nos comentan varios clientes de ING Direct que les han aprobado este tipo de operaciones sin aportar ahorros, siempre teniendo en cuenta que la tasación ha superado con creces lo que pedían de hipoteca.


Así para una hipoteca de 100.000 euros, la tasación debería ser de al menos 125.000 euros. En otras palabras, pedir una hipoteca para comprar una casa a un buen precio.


El 100% y los gastos de la hipoteca se pueden financiar, pero en casos muy puntuales, no como norma general.