Hipotecas autopromotor

Promoción de nuestra vivienda

hipotecas-autopromotor

El préstamo hipotecario autopromotor es un tipo de hipoteca peculiar, ya que se financia la construcción de un inmueble, cuyo promotor es la propia familia que va a vivir en la futura casa.

Por tanto, este tipo de financiación tiene dos realidades complejas que tenemos que conocer y dominar:

 


  1. La promoción de una vivienda, con las complicaciones registrales, económicas, jurídicas y técnicas que la construcción de una vivienda conlleva. Hemos editado una guía de la compra de vivienda para ayudar al usuario en este materia.

  2. La contratación de un préstamo hipotecario, con las complicaciones que cualquier hipoteca conlleva, más la complejidad de la hipoteca autopromotor. Nuestra guía del préstamo hipotecario sin duda te ayudara a adquirir los conocimientos básicos necesarios.


  3.  

 

 

Promoción de nuestra vivienda


La gestión de la compra y construcción de un inmueble es una tarea que escapa de la capacidad de gran parte de las familias españolas. Por ello, muchas de las tareas a ejecutar se deberían poner en manos de profesionales, subcontratando sus servicios. Sin embargo, ello conlleva tener los conocimientos y habilidades básicas, tanto para seleccionar los mejores profesionales, como para monitorizar el avance del trabajo.

La compra del solar para edificar no es solo encontrar uno cuya situación y dimensiones nos guste. Es mucho más complejo. Debemos saber identificar:

La realidad urbanística del terrenos. No solo si es urbanizable, sino los metros cuadrados edificables, las alturas que se pueden construir, las dimensiones mínimas de la fachada y un largo etcétera que determinan la idoneidad del suelo. Deberemos acudir al ayuntamiento en cuestión a solicitar una certificación urbanística.

La situación registral del suelo. Para ello pidamos una nota simple al Registro de la Propiedad, además de una copia de las escrituras al actual propietario. Además de poder verificar los verdaderos propietarios, veremos si hay otras cargas, posibles embargos e incluso si están registrados todos los metros cuadrados reales; de no ser así, en ocasiones es posible solicitar un expediente de ampliación de cabida al Registro. La información que consta en el catastro es vital en este tipo de discrepancias.

También puede ocurrir que los propietarios registrales no se correspondan con la realidad, por ejemplo en el caso de que alguno de ellos haya fallecido y no se haya registrado aún la aceptación de herencia. En estos casos, hasta que no se haya procedido a actualizar los titulares registrales, no es posible adquirir el solar.

Una vez tenemos claro que el suelo es el ideal, tendremos que proceder a la compra-venta, lo cual implica conocer el proceso jurídico relacionado. Y después contratar los servicios de un constructor, seleccionando uno profesional y solvente, además de competitivo.

 

 

Préstamo autopromoción


Si solicitar un préstamo con garantía real a un banco es complicado, la hipoteca autopromotor lo es aún más. tengamos en cuenta que nos conceden un dinero en base a una tasación futura de la vivienda acabada, desbloqueando importes en base a la presentación de certificaciones de obra a medida que se va edificando la casa.

El crédito promotor dura unos años, para que nos de tiempo a terminar la vivienda; una vez terminado, se pacta un préstamo hipotecario normal, para devolver las cantidades prestadas en un plazo determinado.

 

 

Algunas ofertas comerciales actuales


Nada mejor que analizar las hipotecas autopromotor que ofrecen hoy en día las entidades financieras, para entender en qué consiste este tipo de financiación bancaria para hacernos nuestro propio hogar.

Muchas de las ofertas comerciales no están publicitadas en las páginas webs, o bien tienen condiciones muy variables según el cliente y la casa que se quiere edificar. Es por ello que, en este tipo de hipotecas, acudir a las oficinas de los bancos y negociar en persona es imprescindible.

BBK comercializa el 'Préstamo construcción de vivienda propia' con las siguientes condiciones:

 

 


  • Financiación máxima del 80% del valor de la tasación del proyecto visado por el colegio de arquitectos.

  • Sistema de amortización francés, a un tipo de interés variable a concretar, según negociación con la entidad.


  •  


Bankia ofrece un préstamo autopromotor con las siguientes características:

Durante 3 años pone a nuestra disposición un dinero, que se desbloquea mediante la presentación de las diferentes certificaciones de obra. Durante este periodo solo se pagan intereses a tipo fijo por las cantidades dispuestas. El total que nos concederán no puede superar el 80% de la inversión, incluida la adquisición del solar.

Una vez acabada la obra, se procede a conceder un préstamo hipotecario normal, a devolver en hasta 20 años, pagando unas cuotas (durante cada revisión) mensuales constantes referenciadas a un euribor más un diferencial, a concretar.

Pichincha:

Esta entidad nos informa puntualmente de este tipo de hipotecas, con unas condiciones que puedes ver en la ficha que tenemos en iAhorro. La hipoteca que ofrecen después del periodo inicial de construcción financia hasta el 80% del valor de la tasación (50% si es para una segunda residencia), hasta 35 años a un euribor más un diferencial del 2,90%.

Catalunya Caixa:

Ofrece un préstamo hipotecario para adquirir una vivienda entre cuyas finalidades también establece la construcción y la reforma. Entre las condiciones generales, que pueden variar si negociamos una hipoteca autopromotor, están:

 

 


  • Financia el menor valor entre el 80% del valor de compra y de tasación (60% en caso de segunda residencia).

  • Plazo de hasta 30 años.

  • Tipo de interés variable a partir de euribor + 3,50, que puede quedar en un diferencial de 2,50 si nos vinculamos con la entidad.


  •  


Cajamar:

Igual que el anterior, las condiciones son generales tanto para compra como construcción, con lo que pueden cambiar (y seguramente cambian):

 

 


  • Hasta el 80% del menor valor entre compra y tasación.

  • Plazo máximo de 30 años.

  • Tipo de interés variable, sin concretar condiciones.


  •  


Poca oferta, si nos tenemos que basar en la información y publicidad que los bancos hacen actualmente de este producto para financiar la construcción de nuestra propia vivienda. En un momento en el que lo que sobran son casas, no es de extrañar que haya tan poco oferta hipotecaria para que una familia construya una nueva.

Al igual que podríamos decir de las hipotecas para comprar una casa ya edificada, además de fijarnos en las condiciones que los bancos ofertan, deberíamos saber los requisitos de concesión que establecen y, además, el importe global de hipotecas (en número y en importe total) concedidas con estas condiciones. A fin de cuentas, una buena hipoteca autopromotor que no se concede a casi nadie, no es una buena hipoteca.

 

Lista de artículos más recientes

Qué hacer si tengo una tarjeta revolving
Qué hacer si tengo una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving se ofrecen como una alternativa fácil y accesible para comprar todo tipo de productos: un crédito en el bolsillo, que permite fraccionar operaciones y pagar cuotas bajas. Pero su coste, especialmente si se alarga mucho el plazo de p

¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?
¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?

La financiación es un punto clave en el desarrollo de todos los negocios, especialmente para pequeñas empresas y autónomos. Pero, precisamente, son estos, especialmente cuando se empieza la actividad, los que encuentran más problemas para conseguir fondos

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.