iAhorro en 'El Cliente Perfecto' de Salvados

Las oficinas bancarias y sus trabajadores.


La crisis ha destapado la cara menos amable de los bancos. Esto es un hecho. Productos de dudosa rentabilidad, clientes desinformados... Varios modus operandi de las entidades se han dado a conocer y ha provocado que muchos quebren la confianza que tenían en su entidad, aunque su entidad de siempre.

Hasta hace pocos años los clientes de los bancos solían ser clientes de toda la vida. Solía tener mucha confianza en el director de la sucursal en la que depositaba su dinero y se fiaban de sus consejos, aunque no fuesen asesores independientes y, claramente, tuviesen intereses comerciales. Las entidades, conociendo este filón solían conservar a los directores de sus sucursales durante periodos prolongados de tiempo, incluso de forma vitalicia en la misma, para potenciar esa confianza.

La venta de productos complejos, como las participaciones preferentes, fueron adquiridas por muchos clientes que invertían sus ahorros en función de lo que en la sucursal se le recomendaba. Muchos de los que compraron este tipo de productos complejos denuncian ahora la dudosa legalidad de estas ventas, ya que no se explicaba con rigor el producto que se estaba vendiendo.

El caso concreto de las participaciones preferentes ha creado mucha polémica. Al no estar bien informados, muchos de los que firmaron la adquisición de estos productos, no sabían que no podrían contar con ese dinero en periodos tan largos. Un producto que exige tener ciertos conocimientos financieros para su comprensión ha sido firmado en varios casos por personas con Alzheimer, por personas analfabetas que firmaban con el dedo y, otras muchas que, aunque fuese más difícil de demostrar, no tenían los conocimientos necesarios para ser conscientes de lo que estaban firmando.

El programa de Salvados "El Cliente Perfecto", emitido de nuevo ayer, trata sobre el perfil de cliente que busca un banco. El cliente tipo al que le puedes vender unas preferentes, apoyándote en la confianza cliente-banquero, sin que haga muchas preguntas y de un modo facil. iAhorro, a través del director de contenidos Pau A. Monserrat habla claro sobre el tema.



Monserrat nos explica los tres grupos de productos y servicios que más problemas generan al ahorrador y que son provocados por el modo de operar de las entidades bancarias:

  • Las comisiones que son una fuente de abusos por parte de algunas entidades financieras.



  • Las cláusulas escondidas en las escrituras hipotecarias. Un ejemplo claro son las clausulas de suelo y las de techo.



  • Los productos de ahorro tóxicos como es el caso, por ejemplo, de las cuotas participativas o las participaciones preferentes.


Las oficinas bancarias y sus trabajadores.


Tras todas las polémicas provocadas por la venta de productos bancarios, otras de las preguntas que nos asaltan es sobre los empleados de las oficinas de banco. ¿Cuál es su función dentro de la estructura de una entidad bancaria? ¿Están realmente informados sobre todas las características de los productos que comercializan? ¿Podemos fiarnos de su consejo a la hora de contratar un producto bancario?

Sin ir más allá de este tipo de dudas, que dejamos sin una respuesta concreta, parece que lo más adecuado es informarnos por nuestra cuenta y, si hay algún producto que se escape a nuestro conocimiento, lo más recomendable es recurrir a un asesor especializado que nos informe. Parece que pagar por asesoramiento antes de firmar la compra de cualquier producto, nos ahorrará futuras problemas que pueden costarnos muy caro, literalmente.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.