Intereses negativos

¿Pagar por prestar dinero?


Intereses negativos por invertir en dinero, curioso concepto. ¿Qué sentido tiene pagar por tener invertido nuestro capital?


Para valorar la conveniencia de un producto de inversión, recomiendo fijarnos en tres factores:

  1. Riesgo.

  2. Rentabilidad.

  3. Liquidez.


Estos tres factores, adaptados a la naturaleza de cada producto, nos permiten valorar la inversión, en base a nuestro propio perfil inversor.

Este martes el Tesoro Público ha colocado en su subasta letras a 6 meses a un interés negativo y a 12 meses a casi un 0%. Concretamente, 725 millones de euros en letras a 6 meses a un rendimiento medio del -0,002% y 3921 millones a un interés del 0,006%.

Con estos datos, las rentabilidades de las Letras del Tesoro subastadas quedan de la siguiente manera:

  • Letras a 3 meses: 0,004%

  • Letras a 6 meses: -0,002%

  • Letras a 9 meses: 0,048%

  • Letras a 12 meses: 0,006%


¿Pagar por prestar dinero?


Una rentabilidad nominal del -0.002% a seis meses significa recibir menos dinero del que hemos prestado, en medio año. ¿Significa que estamos pagando por el dinero que le prestamos al Estado Español?

Depende, como casi todo en economía.

Si el inversor considera que a 6 meses seguiremos en un escenario deflacionista (en febrero la inflación de la Zona Euro se situó en el -0,3%), los tipos de interés real con los que juega son positivos. Veamos una fórmula sencilla para entenderlo:

  • Interés Real = Interés Nominal - Inflación


Interés Real = -0,002% - Inflación.

Si la inflación a 6 meses es, por ejemplo, del -0,02%, resulta que el inversor, en términos reales, gana dinero:

Interés real = -0,002% - (-0,02%) = 0,018%

Por tanto, en realidad, los inversores puede que no hayan prestado dinero al Estado Español a coste negativo, sino positivo.

¿Qué factores explican el interés nominal negativo?


El primero ya lo hemos comentado, la posibilidad de que el interés real sea positivo, si el escenario es de inflación negativa.

Por otro lado, si el QE sigue forzando los precios de la deuda pública al alza (la idea es que el Banco Central Europeo compre cada mes unos 50.000 millones de activos de deuda pública y 10.000 millones de deuda privada), las rentabilidades seguirán cayendo. Si tenemos letras a interés ligeramente negativo pero el precio de mercado sube, las podríamos vender más caras (y acabar ganando dinero).

También hay que tener en cuenta la seguridad que prestar dinero a España tiene, siendo un país de la Zona Euro. A corto plazo, tener en dinero en letras puede ser una buena estrategia de inversión, a la espera de nuevas posibilidades de activos interesantes.

El factor cambio de divisa con el euro también puede suponer ganancias, según la divisa con la que calcule sus activos el inversor.

Intereses negativos, una realidad con las que nos vamos a tener que acostumbrar a vivir.