La banca ética

¿Qué es la banca ética?



¿Qué es la banca ética?


También conocida con banca social, es un conjunto de entidades financieras intermediarias que posee una serie de productos los cuales no buscan con carácter exclusivo el beneficio máximo y la especulación. Existe una contradicción entre las palabras banca y ética, mientras que la primera busca su beneficio personal sin tener en cuenta sus prácticas, la segunda atiende a los individuos y al buen actuar. Mientras que la banca quiere llegar al fin cueste lo que cueste, la ética se fija en los medios.

En España hay diversas iniciativas para implantar esta nueva banca. Pero todas ellas tienen en común una serie de principios que son inviolables: Financiación de aquellos proyectos cuyo impacto social y medioambiental sea positivo. No caer nunca en actividades especulativas, por las que se obtienen beneficios perjudicando al mercado. La realización de cada acción debe estar regida por la transparencia.

Una de los aspectos más importantes del funcionamiento de la banca ética, es la identificación de los intereses del cliente con los de la entidad, al existir un impacto positivo social las personas se ven más representadas con los beneficios de la banca. Además con la información que de manera regular y pública se ofrece sobre los proyectos que van a realizar, las personas no se sentirán engañadas.

¿La banca ética tiene realmente ventajas?


Esta banca ofrece los mismos productos financieros que cualquier entidad, en ella podemos contratar desde cuentas o depósitos hasta hipotecas. Están abiertas las vías de financiación y las de inversión.

Es cierto que hay grandes diferencias entre estas entidades y los bancos tradicionales, que únicamente se mueven por rentabilidad y beneficios propios. Pero ello no quiere decir que los inversores en banca ética dejen de tener rentabilidad por su dinero, es más las condiciones financieras suelen ser bastante similares.

Por ahora no son empresas que gocen con un número muy alto de clientes, pero tienen un mercado potencial muy amplio, y eso es lo importantes, porque cada vez más los ciudadanos se interesan por los fines sociales. Esto supondrá un crecimiento que se verá reflejado en un mayor margen y en la posibilidad de mejorar las condiciones contractuales.

Pero lo que realmente diferencia a esta banca y es lo que mueve a las personas a acudir a estas entidades es el bienestar ético y social, que produce el ayudar al desarrollo de una economía, sociedad y medioambiente sostenible y mejor que la actual.

Bancos que siguen esta política


En España únicamente existen dos bancos que se identifican con estos principios de transparencia y con el impacto exterior positivo. Como banca ética no se pueden incluir a asociaciones de personas y cooperativas que desarrollen actividades similares, que solo tienen la consideración de finanzas éticas. Para constituirse como tal se debe con la garantía del fondo de depósitos del Banco de España y con una licencia que permita desarrollar la actividad.

Triodos Bank ofrece productos y servicios financieros de todo tipo, destinando una parte de los beneficios a financiar proyectos sociales, culturales y medioambientales. Tiene una experiencia de en la banca sostenible de casi 30 años, basando su modelo de negocio en la transparencia. Gracias a su canal continuo de información los clientes tienen conocimiento de los proyectos e iniciativas que se están desarrollando.

Fiare tiene como principales características es la participación ciudadana y el trabajo en red. En este caso las decisiones se toman mediante asambleas divididas por territorios, y asambleas generales donde acuden los socios, cada cual con un voto independientemente del capital aportado. De esta manera se consigue que las decisiones y propuestas de los clientes se tengan en cuenta. La mayoría de préstamos que suscribe tienen que tener un fin social o medioambiental claro.

Si tenemos una inquietud porque nuestras acciones tengan una repercusión social positiva, es bueno que nos planteemos estas opciones, porque ser comprometido con la sociedad puede ir de la mano de la rentabilidad.