La deuda pública. Qué es y tipos que existen

Tipos de deuda pública

La deuda pública es dinero que un Estado ha pedido prestado a particulares, empresas o entidades financieras para financiar sus gastos e inversiones futuras.

Deuda pública


Es un tipo de inversión asequible para todos los bolsillos ya que se puede adquirir desde 1.000 euros y además se suele considerar un tipo de inversión muy seguro, preferido por personas con un perfil inversor conservador o poco agresivo.

La deuda pública puede tener varias formas. En el caso de nuestro país, España, tenemos:

- Letras del Tesoro

- Bonos

- Obligaciones del Tesoro

Por otra parte para garantizar y reforzar la seguridad de estos activos, tanto el emisor que emite la deuda como la emisión concreta, reciben una valoración previa de las principales agencias de rating, S&P, Fitch y Moodys.

Tipos de deuda pública


La principal diferencia entre los distintos tipos de deuda pública es la diferencia de importe necesario para su contratación y los diversos plazos de tiempo en los que hay que mantener la inversión.

Letras del Tesoro: Creado en 1987, es un activo emitido por el Tesoro Público y con un vencimiento inferior a los 18 meses.

Se emiten letras a 6 meses y 12 meses por lo que es un activo ideal para inversiones seguras a corto plazo.

Se emiten mensualmente y con un modo descuento. Este modo descuento quiere decir que comprar la letra nos da el derecho de cobrar una cantidad de dinero prefijada un día determinado y nosotros compramos ese derecho por una cantidad inferior.

Con un ejemplo lo veremos más claro. Compramos una letra que nos da el derecho a cobrar 1.000 euros en una fecha determinada pero pagamos por ella 990 euros.

Las letras del tesoro se emiten con valor de 1.000 euros. Podemos invertir esa cantidad o múltiplos de ella.

Podemos adquirir letras del tesoro de 3 formas distintas:

- A través de una entidad financiera en el mercado primerio.

- A través de cuenta directa en el Banco de España en el mercado secundario.

- A través de una entidad financiera en el mercado secundario.

Además también se pueden vender en el mercado secundario para recuperar el dinero invertido antes aunque normalmente se recupera una cantidad menor de dinero.

Bonos del Estado: Se emiten a 3 y a 5 años. Es una forma de inversión a medio-largo plazo. Se suelen emitir también mensualmente y se pueden adquirir en el mercado primario y secundario y la inversión mínima son 1.000 euros.

En este caso el pago de los intereses viene marcado por la rentabilidad que nos dará el bono. Los intereses se pagan anualmente.

De esta forma no tenemos que esperar hasta el vencimiento del bono sino que vamos recibiendo los intereses de forma periódica.

Obligaciones del Estado: Son muy parecidas a los bonos, diferenciándose únicamente en el plazo.

Se emiten Obligaciones del Estado a 10 años, 15 años y 30 años. Por lo tanto estamos ante inversiones a muy largo plazo.

El resto de características son comunes a los Bonos del Estado.

Fiscalidad


El gravamen de los distintos activos que forman la deuda pública tienen que abonar el impuesto sobre las rentas del capital, al igual que los intereses de un depósito bancario a plazo fijo o las plusvalías obtenidas en bolsa.

Actualmente este impuesto está regulado de la siguiente forma:

- 21% para las rentas de capital inferiores a 6.000 euros.

- 25% para las rentas de capital entre los 6.000 euros y 24.000 euros.

- 27% para las rentas de capital que supere los 24.000 euros.

Conclusión


El Tesoro Público español permite una gran cantidad de oportunidades de inversión a distintos plazos, según las necesidades de los inversores.

Se trata de un tipo de inversión muy segura, aunque como en todas las inversiones existe un riesgo de pérdida de capital, y podemos obtener liquidez en caso necesario vendiéndolos en el mercado secundario.

Lista de artículos más recientes

Qué hacer si tengo una tarjeta revolving
Qué hacer si tengo una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving se ofrecen como una alternativa fácil y accesible para comprar todo tipo de productos: un crédito en el bolsillo, que permite fraccionar operaciones y pagar cuotas bajas. Pero su coste, especialmente si se alarga mucho el plazo de p

Haz tu pregunta


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.