La oferta hipotecaria de CatalunyaCaixa

Las mejores hipotecas variables de CX

Foto de la hipoteca fija


BBVA y CatalunyaCaixa en cuanto a la concesión de préstamos hipotecarios confirman una tendencia de cambio en el mercado español: de representar el crédito a tipo variable más del 90% de las operaciones firmadas hace apenas unos años, los tipos fijos ganan terreno de forma acentuadas en los últimos meses. Con datos de la propia entidad, resulta que las hipotecas a tipo fijo que conceden ya suponen el 25% del total, con estimaciones internas que sitúan la proporción al 50% en los meses venideros. Las buenas condiciones de tipos de interés fijo, junto a la creciente importancia que dan las familias a tener la seguridad de que la cuota mensual no variará a lo largo del tiempo, han proyectado la demanda, claramente a partir de julio de 2015, según el banco.



Las mejores hipotecas variables de CX


Empecemos analizando las condiciones de las hipotecas variables más baratas ofrecidas por CatalunyaCaixa: bajo el nombre de 'Hipoteca CX' nos presentan un préstamo a tipo variable con un interesante Euribor +1,25%, en línea con las mejores ofertas del mercado para financiar nuestra primera vivienda. El primer año se fija un tipo del 1,25% nominal, que se revisará en las próximas revisiones según evolucione el Euribor. La buena noticia es que no limitan la posibilidad de que el cliente se beneficie del Euribor en mínimos, ya que se destierran las antipáticas cláusulas suelo de sus escrituras. El plazo máximo de 40 años la sitúa entre las más longevas en su categoría, que no suelen llegar a la treintena. Eso sí, lo más recomendable es pactar un plazo lo menos largo que nuestros ingresos nos permitan, ya que a mayor plazo, menor cuota, ciertamente, pero también más intereses pagados al final.

El simulador que cuotas del Banco de España (acceder en este enlace), es un buen aliado para hacer cálculos. Así para una hipoteca de 100.000 euros a 30 años, el primer año pagaríamos 333 euros al mes; el segundo año apenas variaría la cuota si el Euribor siguiera en la senda negativa o cercana al 0% como ahora.

El éxito de la hipoteca a tipo fijo


¿Por qué cada vez más clientes de CatalunyaCaixa contratan su 'Hipoteca Fija CX'?

En primer lugar, llama la atención que el tipo fijo nominal para las hipotecas hasta 15 años esté por debajo del 2%, al 1,90% concretamente. Este interés la sitúa en el Olimpo de los préstamos hipotecarios de la familia. A medida que aumenta el plazo, le acompañan los tipos fijos: a 20 años, un 2,25% nominal; a 25 años, un 2,50%; el plazo máximo de 30 años cuesta un 2,75% TIN (3,681% TAE). En el mismo ejemplo de 100.000 euros a 30 años, esta vez a tipo fijo, resulta una cuota mensual de 408,24 euros.

¿Es peor que la variable, teniendo en cuenta que pagamos 75 euros más al mes?

En absoluto, dado que ganamos la seguridad de que la cuota se mantendrá constante durante los 30 años contratados. El Euribor deja de ser una preocupación cuando llegue la época de tipos más altos, que llegará.

Para acceder a esta financiación con garantía real es preciso aportar ahorros para sufragar el 20% del precio de compraventa de la casa y los gastos, que se mueven alrededor del 10%. Sin ahorros, el tipo fijo y variable quedan vedados. Primero ahorremos y, más adelante, pidamos una hipoteca.

En cuanto a las comisiones, compañero poco amable de viaje, no pagamos comisión de apertura alguna. Importante consultar con la oficina si hay compensación por riesgo de tipo de interés y su cuantía, ya que que encarece las cancelaciones anticipadas.

¿Qué nos pide CatalunyaCaixa a cambio?


Para optar a las condiciones de las hipotecas CX, es preciso una vinculación en la línea con las demás entidades financieras: domiciliar una nómina de al menos 1.500 euros, además de dos recibos, utilizar la tarjeta de crédito y contratar los seguros de hogar y vida con aseguradoras del grupo.

Ha llegado el momento de contratar una buena hipoteca. Con cabeza, pero con ilusión.