La tecnología, una ayuda para la inversión

Es más cómodo

fondos de inversión


¿En qué invertir parte del dinero ahorrado para conseguir la mejor rentabilidad posible? Esta pregunta es una de las más recurrentes entre aquellas personas que hayan decidido sacar partido a sus ahorros a través de alguna de las muchas opciones de inversión que se encuentran a su alcance.
En los últimos años, las tecnologías han hecho que esta actividad se realice de una forma muy sencilla y esté al alcance de prácticamente todo aquel que tenga unos ciertos conocimientos sobre el mundo financiero y un capital modesto que invertir.
Especialmente gracias a internet, decidir por qué producto apostar desde casa y con un seguimiento total de las operaciones es el pan de cada día de muchos pequeños inversores. La tecnología ha favorecido la inversión de particulares por diferentes motivos.
Ventajas para los pequeños inversores

  • Es más cómodo. La primera razón puede parecer obvia, pero lo cierto es que la comodidad es un punto importante a la hora de realizar una inversión. A partir del primer momento e incluyendo el seguimiento de las operaciones, controlar las inversiones desde cerca es mucho más fácil gracias a la tecnología.

  • Hay más productos donde elegir. A día de hoy, los comparadores online, sean del producto que sean, están en auge y manejan una gran cantidad de tráfico, opiniones y productos. Además, es posible consultar casi cualquier vehículo de inversión que resulte interesante – e incluso varios a la vez- en muy poco tiempo. Gracias a que las características de las ofertas del mercado están disponibles a un solo click, encontrar la que más se adapte a las necesidades de cada uno se ha convertido en una tarea mucho más sencilla.

  • Es posible invertir en cualquier parte del mundo. Los fondos son una de las herramientas de inversión más utilizadas, entre otras cosas porque son accesibles para aquellas personas que no sean expertas en finanzas ni tengan cantidades millonarias ahorradas, pero aun así quieran invertir en cualquier tipo de mercado. Una de las estrategias de algunos de ellos es la de invertir en diferentes zonas geográficas, divisas y activos como forma de obtener la mayor rentabilidad posible controlar los riesgos. Como ejemplo, podemos encontrar el BGF Global Allocation Fund de la gestora estadounidense Black Rock, un fondo multiactivo que apuesta por la inversión en 40 países diferentes 30 divisas y renta fija y variable de más de 700 títulos con una calidad crediticia muy variada. Por supuesto, entre los fondos de inversión también existen alternativas para aquellos que prefieran una opción más segura (aunque también menos rentable). Los más conservadores son aquellos que invierten en renta fija, como los fondos monetarios o algunos garantizados.

  • El mercado de divisas es más accesible. Este mercado, también llamado Forex (una abreviatura de las palabras Foreign –extranjero- y Exchange –intercambio-) queda al alcance de cualquiera que esté interesado en invertir en moneda extranjera. Una ventaja muy interesante para aquellos que quieran beneficiarse de lo que puede ofrecer el mercado del dólar, el yen, el franco o la libra, entre otros.

  • Puede recopilarse más información. Conocer con certeza qué tipo de producto se está contratando es vital antes de realizar cualquier tipo de inversión. Sobre todo en este tipo de herramientas, el riesgo puede ser bastante elevado, por lo que aquellas personas que no estén dispuestas a aceptarlo deberían conocerlo y poder optar por otras modalidades más conservadoras. En este punto, internet también juega un papel importante: con una sola búsqueda es posible acceder a casi cualquier información sobre un producto que se busca contratar. Ya sea conocer si cierta gestora es fiable, encontrar opiniones de otros internautas, obtener información sobre los mercados o saber cómo ha ido evolucionando un producto en concreto.


Al igual que en tantos otros campos, la tecnología ha tenido un papel importante a la hora de cambiar la forma en la que se invierte. También los pequeños inversores pueden utilizarla a su favor.