Productos financieros >

La tranquilidad de asegurar a tu perro

Tener asegurada a tu mascota

image backgorund post

Tener asegurada a tu mascota es muy importante para tu tranquilidad. Estarás cubierto ante cualquier eventualidad que pueda causar. El seguro de responsabilidad civil es lo más habitual y básico, pero también puedes optar a extras, como el pago de gastos veterinarios o la cobertura en caso de extravío o robo.


Sólo en caso de que tu mascota sea un perro considerado potencialmente peligroso, estarás obligado a tener seguro. Tras la polémica causada por accidentes con perros, se redacta el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. El objetivo es describir aquellos caninos que son considerados potencialmente peligros y, por otra parte, aclarar las obligaciones que sus dueños deben acatar.


La lista de razas y características que definen a un animal potencialmente peligroso ha creado mucha controversia. En especial, entre los propietarios de estos perros, ya que la mayoría no dan por buena esta catalogación. En todo caso, estemos de acuerdo o no, dicha ley enumera las razas y características que definen a un perro potencialmente peligroso.

Según la ley, los animales de la especie canina potencialmente peligrosos son:

  • Pit Bull Terrier

  • Stanffordshire Bull Terrie

  • American Staffodshire Terrier

  • Rottweiler

  • Dogo Argentino

  • Fila Brasileiro

  • Tosa Inu

  • Akita Inu


La ley también considera potencialmente peligrosos a los perros que tienen todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.

  • Marcado carácter y gran valor.

  • Pelo corto.

  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.

  • Cabeza voluminosa, culoide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.

  • Cuello ancho, musculoso y corto.

  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.

  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.


Si tu mascota pertenece a una de las razas enumeradas o tiene la mayoría de las características citadas, tienes varias obligaciones que cumplir para obtener la licencia necesaria. El dueño de estos animales deberá:

  • Ser mayor de edad.

  • No haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

  • No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las sanciones accesorias de las previstas en el apartado 3 del artículo 13 de la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de animales potencialmente peligrosos. No obstante, no será impedimento para la obtención o, en su caso, renovación de la licencia, haber sido sancionado con la suspensión temporal de la misma, siempre que, en el momento de la solicitud, la sanción de suspensión anteriormente impuesta haya sido cumplida íntegramente.

  • Disponer de capacidad física y aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

  • Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a 120.000 euros.


En cuanto a las características del seguro de mascotas hay varios puntos que resaltar. El seguro de responsabilidad civil es obligatorio en los casos citados y muy recomentable para todas las mascotas, en general. Lo necesario y obligatorio es que cubra un mínimo de 120.000 euros, pero en caso de las razas de perro potencialmente peligrosas, son varios los expertos que recomiendan fijar esta cantidad en torno a los 250.000 euros.  Una cobertura superior, llegando a los 350.000 euros, supone poco valor añadido y, sin embargo, la prima a pagar por el propietario sí se elevará bastante. Para el resto de mascotas, un importe a cubrir básico será suficiente.

También hay que estudiar qué valores de cobertura añadidos a la responsabilidad civil nos compensarán. Esto dependerá del tipo de mascota que tengamos y sus necesidades. Una de las que se suelen recomendar es la cobertura sanitaria, en caso de accidente o en caso de enfermedades contagiosas. También es importante que nuestra póliza cubra los gastos jurídicos derivados de cualquier posible incidente provocado por nuestra mascota. Al igual que en otros tipos de seguros la póliza variará en función de lo que queramos cubrir.


 

Sobre el autor del artículo.


Me incorporo a iAhorro en 2013 para apoyar la parte de contenidos. Escribo sobre lo que, de un modo u otro, esté relacionado con el ahorro en gastos cotidianos. Anteriormente, he forjado mi vida laboral en diversos medios de comunicación, como prensa escrita, radio o televisión, colaborando en d ...

Más artículos suyos:
· Cinco ejemplos de productos vinculados.
· ¿Cómo ahorrar en la compra del supermercado durante las vacaciones?.
· Cómo reclamar ante tu aseguradora.
· ¿Qué es la Sareb o banco malo?.