La vivienda en España ya no está sobrevalorada

Proceso histórico del precio de la vivienda


España finalmente ha conseguido desinflar la burbuja inmobiliaria que asolaba el mercado. Si a inicios de la crisis en el año 2008, la vivienda estaba sobrevalorada entre un 40% y un 50%, lejos estamos ya de esos valores. Un dato esperanzador para aquellas personas que estén pensando en adquirir una hipoteca.

Según los datos actuales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el precio de la vivienda se encuentra un 4% por encima de los ingresos que se obtienen del alquiler y un 7% sobre los salarios. Siempre considerando los valores medios de cada parámetro. Hace un año los precios se sitúan en un 12% por encima de la valoración justa o real.

Proceso histórico del precio de la vivienda


Como hemos dicho, el inicio de la crisis se vio marcado por una fuerte inflación en los precios de las viviendas, que estaban sobrevaloradas casi en el doble de su precio. Tal es así que el “Club de los países desarrollados” llego a considerar que el precio medio de las viviendas en territorio español se había doblado en términos reales desde el año 1998. Esto suponía una enorme barrera de entrada a la compra de una vivienda por gran parte de la población, entre la que se encontraban los jóvenes y familias con rentas más bajas.

Sólo dos años después, en el 2009, España estaba encabezando la lista de los territorios cuyas viviendas estaban más sobrevaloradas. Solo nos alcanzaban los precios de las casas en Holanda que se alzaba con el 54% de valor inflado.

En el 2014, cinco años después del auge de la burbuja, ha sido finalmente cuando hemos conseguido bajar casi a la mitad las valoraciones, situándonos muy cerca del valor real de todos los inmuebles.

La valoración de la vivienda en el resto de países


Es efectivamente este parámetro el que miden los informes de la OCDE teniendo en cuenta el precio de alquiler y las rentas percibidas por los ciudadanos. Los países que se estudian son los 27 más desarrollados del mundo, para dar una perspectiva más homogénea de este problema.

Las diferencias entre regiones son bastante notables, en las que encontramos países con una gran sobrevaloración y otros donde los precios están infravalorados.

  • En base al precio sobre el alquiler: Nueva Zelanda, Canadá y Noruega son los tres países situados en el podio, con unas sobrevaloraciones del 70%, 66% y 64% respectivamente. A la cola de la lista encontramos a Grecia, Portugal y Japón cuyas viviendas tienen un valor bastante menor al real, basándonos en los ingresos por alquiler. Sus variaciones son del 16%, 17% y 48%.



  • En base al precio sobre ingresos: En este caso la variable que se ha tomado como referencia son los ingresos que la población de cada territorio obtiene por sus actividades. Con una estructura bastante similar al anterior apartado, se encuentran Bélgica, Nueva Zelanda y Canadá, esta vez con unos valores más moderados, superando los precios en un 47%, 32% y 31%. Los países con las viviendas “más baratas” son Alemania, Japón y Corea del Sur cuyos valores están por debajo de la realidad en un 17%, 37% y 40%.


Estabilización del mercado en España


Durante los últimos meses estamos viendo como tanto precios y demanda de inmuebles se estabiliza. Así lo muestran los datos del Consejo General del Notariado, que afirman el aumento de los precios en un 1,6% respecto al año pasado, mientras que las ventas y concesión de hipotecas, cada vez es más facil conseguir un crédito hipotecario,  han tenido una variación positiva del 45% y 48% respectivamente.

Esta noticia es un plus seguridad para todas las familias que estuvieran pensando en adquirir una vivienda.