Las cláusulas suelo: ¿puedo reclamar cantidades?

Limitación a la variabilidad del tipo de interés

Captura del vídeo de Cristina Borrallo


Las cláusulas suelo son condiciones generales de la contratación que suponen una limitación a la variabilidad del tipo de interés. Con la inclusión de las mismas en los préstamos hipotecarios las entidades bancarias se aseguraban que, fuese cual fuese la fluctuación del tipo de interés, el cliente siempre pagaría un mínimo fijado.


Se trata de una cláusula predispuesta e incorporada a una pluralidad de contratos, de manera exclusiva, por parte de las entidades bancarias que, en contra de las exigencias de la buena fe, causa, en detrimento del consumidor, un desequilibrio importante e injustificado de las obligaciones contractuales. Las cláusulas suelo se incorporan como condiciones generales en contratos de adhesión o contratos masa, en los que el cliente únicamente ha de prestar o no su consentimiento sin poder modificar el clausulado. En estos contratos prima la preponderancia de una de las partes y no se informa de forma real y concreta sobre la aplicación de dichas cláusulas.

Las cláusulas limitativas del tipo de interés tienen la consideración de cláusulas definitorias de un elemento esencial del contrato, ya que afectan a la fijación del precio de un contrato de préstamo, siendo el tipo de interés y no la cláusula suelo lo que verdaderamente constituye un elemento esencial del contrato.

Se ha establecido un triple mecanismo de control por parte del legislador comunitario a través de la Directiva 93/13, esto es, el control de incorporación, el control de abusividad en su doble vertiente de control de contenido y el control de transparencia. El Tribunal Supremo en sus sentencias de 9 de mayo de 2013 y 8 de septiembre de 2014 se ha pronunciado al respecto y ha perfilado tales controles. Además se acaba de anunciar un nuevo auto, aún pendiente de publicar, en base al cual este alto tribunal sienta jurisprudencia. La Sala Primera del Tribunal Supremo, reunida en Pleno, ha reafirmado la doctrina por la que se declaraba la nulidad de las denominadas cláusulas suelo por falta de transparencia, aunque matiza que el efecto restitutorio de las cantidades ya pagadas se producirá sólo con efectos desde el 9 de mayo de 2013. Esta jurisprudencia entre en conflicto con el artículo 1303 del Código Civil:

Declarada la nulidad de una obligación, los contratantes deben restituirse recíprocamente las cosas que hubiesen sido materia del contrato, con sus frutos, y el precio con los intereses, salvo lo que se dispone en los artículos siguientes.

En un comunicado, el Alto Tribunal ha reiterado sus argumentos tras analizar un recurso presentado por BBVA, una de las entidades afectadas por las cláusulas suelo. Además, ha informado de que ha desestimado otro recurso de Cajasur que pretendía que se rectificara la doctrina de la propia Sala sobre nulidad de las cláusulas suelo por abusivas.

Estas cláusulas pueden considerarse nulas por ser abusivas en la gran mayoría de los casos, máxime cuando su comercialización fue al cliente consumidor y los efectos de la nulidad serían la desaparición de las mismas de los préstamos hipotecarios así como la devolución de cantidades con carácter retroactivo por la aplicación de las cláusulas. A pesar de ello, el Tribunal Supremo se ha manifestado contrario a la devolución de cantidades pagadas anteriormente al 9 de mayo de 2013.

Puedes intentar negociar con tu banco la suspensión de la aplicación de dicha cláusula suelo, pudiendo recoger dicho acuerdo en documento privado sin necesidad de novar el préstamo hipotecario ante Notario. Sin embargo, y por desgracia, las entidades bancarias no ceden a dichos acuerdos y generalmente debe acudirse a la vía judicial para que se produzca la nulidad de la clausula suelo por ser esta abusiva y que sea el Juzgado quien se pronuncie al respecto de la devolución de cantidades con carácter retroactivo por lo pagado de más en aplicación de dichas cláusulas limitativas. Os dejo un vídeo grabado hace unos días sobre la problemática de las cláusulas suelo:


Lista de artículos más recientes

Qué hacer si tengo una tarjeta revolving
Qué hacer si tengo una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving se ofrecen como una alternativa fácil y accesible para comprar todo tipo de productos: un crédito en el bolsillo, que permite fraccionar operaciones y pagar cuotas bajas. Pero su coste, especialmente si se alarga mucho el plazo de p

¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?
¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?

La financiación es un punto clave en el desarrollo de todos los negocios, especialmente para pequeñas empresas y autónomos. Pero, precisamente, son estos, especialmente cuando se empieza la actividad, los que encuentran más problemas para conseguir fondos

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.