Las mejores tarjetas de crédito de 2014



¿Qué es una tarjeta de crédito?


La tarjeta de crédito es una de las maneras más habituales de financiación, y la que está socialmente más extendida. De esta manera el cliente podrá disponer de liquidez con la obligación de devolver el dinero dispuesto, de los intereses generados por el tiempo de disfrute y las comisiones y gastos pactados.

Tiene varias diferencias con las tarjetas de débito. La más característica, es que los pagos que realicemos con una tarjeta de crédito no se cargarán de manera instantánea en nuestra cuenta, sino que se acumularán y estos se pagarán en una fecha fijada, la misma cada mes, sin tener por ello que pagar ningún coste adicional. Mientras que con la tarjeta de débito no tenemos la posibilidad de gasta más dinero del que tenemos, con la de crédito tenemos la posibilidad de financiación, pagando un tipo de interés a cambio.

La tarjeta de crédito es uno de los métodos de pago que en los últimos años mayor crecimiento ha supuesto, por ello debemos de elegir una buena opción.

¿Cómo elegir la mejor tarjeta?


Para conseguir la tarjeta que más nos interese debemos de atender a una serie de criterios:

  • Comisiones por emisión y renovación: En muchas ocasiones tenemos que pagar un sobre coste por tener la tarjeta de crédito física, es un coste fijo que no depende del uso que hagamos de ella. Lo importante es buscar una que todas sus comisiones por este servicio sean 0. En muchas ocasiones la emisión de la tarjeta es nula el primer año, pero no los siguientes, por ello debemos atender al coste de renovación de la tarjeta.



  • Tipo de interés: Suele ser mensual y como siempre, tenemos que atender a la TAE y no solo al interés nominal, es un aspecto que no se nos puede pasar de largo, porque veremos aumentados estos intereses a la hora de su aplicación.



  • Servicios adicionales: Tenemos que fijarnos si las entidades bancarias, que emiten tarjetas de crédito, ofrecen servicios gratuitos añadidos como algunos seguros, devoluciones en compras o descuentos en determinados establecimientos.


Algunas de las mejores tarjetas del momento


La Tarjeta Gold de American Express, cuya solicitud es totalmente online, pudiéndola obtener sin necesidad de cambiar de banco. Una de sus principales ventajas es que no tiene un límite de gasto máximo. Además, la primera cuota de 130€ es totalmente gratuita, pero los siguientes años se deberá pagar o bien existe la posibilidad de abonarla mediante los puntos de Membership Rewards. Para acceder a esta oferta se debe tener unos ingresos mínimos anuales de 30.000€, importe bastante elevado, por lo que queda restringida a personal con un nivel económico alto. Regalan dos tarjetas gold totalmente gratuitas de por vida, siempre y cuando mantengamos esta. Es una buena opción para personas que se mueven a nivel mundial porque ofrecen servicios gratuitos de protección en viajes, que incluyen accidentes de viaje, imprevisto en viajes y equipajes y seguro de asistencia.

Visa Oro de ING Direct, es totalmente gratuita al no tener comisiones de emisión ni de renovación, además tiene un interés muy bajo, de un 15%. La retirada de dinero será gratuita siempre y cuando se haga desde cajeros 4B y tenemos la oportunidad de que nos devuelvan un 3% de los consumos de combustible realizados en la compañía GALP. El requisito para conseguir la tarjeta es la contratación de la Cuenta Nómina de ING Direct.

La Tarjeta de Crédito de Evo Banco que es totalmente gratuita al no tener que pagar comisiones de emisión y renovación, con un interés del 15,96% TAE bastante más bajo de la media en el mercado. Uno de los beneficios más interesantes es la posibilidad de sacar dinero de manera gratuita en cualquier cajero del mundo. Para poder acceder a este producto es necesario que contratemos la Cuenta Inteligente.

Si hacemos un estudio de las tarjetas mejores que existen en el mercado encontraremos infinidad de posibilidades distintas, unas te ofrecerán la tarjeta sin necesidad de cambiarte de banco y otras lo harán con la obligación de contratar algún tipo de cuenta o domiciliación de nómina pero con mejores ventajas. Por ello tenemos que analizar qué es lo que necesitamos para que nuestra búsqueda sea más sencilla.