Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Las mejores hipotecas de febrero 2018

Según lo que mejor se adapte a tus necesidades


Adquirir un préstamo hipotecario nunca fue una decisión fácil. Esto es así porque no existe una fórmula matemática con la que encontrar la hipoteca perfecta para cada persona. Los posibles cambios durante un largo periodo de tiempo son los que hacen que aumenten el riesgo y con ello, la dificultad para tomar la decisión.

La respuesta sobre si es mejor una hipoteca fija o una hipoteca variable varía según el experto al que se pregunte. En este caso, explicamos los beneficios que puede que ayuden a decantar, a favor o en contra, la decisión hipotecaria según la situación en la que se encuentre el usuario.

Si se va a adquirir una hipoteca a corto plazo

Por norma general, el plazo mínimo que ponen los bancos como condición para adquirir una hipoteca son 10 años. Por otra parte, el Euríbor no es una cifra que cambie sus valores de forma drástica. Con estos datos y aprovechando que el Euríbor está en mínimos históricos, la forma de que una hipoteca sea más barata es escoger una hipoteca a tipo variable.

Las hipotecas variables suelen tener un plazo de un año con intereses fijos, es decir, la misma cuota durante 12 meses. Esto permite a las personas que tengan buenas previsiones en sus finanzas, pero que en el momento de la contratación no sean tan estables, puedan elegir este tipo de préstamos. Sin embargo, actualmente, por los niveles de Euríbor, quien se beneficia de estos plazos de interés fijo son los bancos.

Para poder ver la diferencia hay que recordar que en julio de 2008 el Euribor llegó a su máximo histórico con un 5,393%.

Actualmente, la Hipoteca Open de OpenBank tiene un tipo de interés de Euríbor + 0,99% y una TAE Variable de 0,93%. La ventaja es que para obtenerlo la única condición es que hay que domiciliar unos ingresos periódicos percibidos superiores a 900€, en caso de ser un titular. Se puede ver que la hipoteca de un banco online mejora las ofertas de los bancos tradicionales. Otra característica que cumple es que, a diferencia de otras, no tiene comisiones. Además, no tiene interés fijo en ningún momento.

La Pre-Hipoteca Variable de Banco Santander también tiene buenos tipos. El interés de esta hipoteca durante los doce primeros meses es del 0,99% TIN y, durante el resto de vida del préstamo, se aplicará el euríbor + 0,99% de diferencial (TAE Variable de 1,79%). Sin embargo, tiene vinculados más productos.

Si se va a adquirir una hipoteca a largo plazo

Cuando se opta por adquirir una hipoteca a largo plazo hay que tener en cuenta que el tiempo máximo que ofrecen los bancos para devolver un préstamo hipotecario generalmente es de 30 años. En un periodo de tiempo tan largo, el riesgo a posibles cambios es mayor. Por esta razón, lo mejor es beneficiarse de los tipos de interés de las hipotecas fijas actuales porque tienen unos niveles muy bajos. Así, siempre se pagará la misma cuota, no habrá variaciones por las fluctuaciones del mercado. Cabe destacar que hace unos años, los intereses de una hipoteca fija podían llegar al 8%.

En este momento la Hipoteca Sin Comisiones de Bankia a 30 años tiene buenas características. Con un único producto vinculado, un seguro de hogar, ofrece un tipo de interés del 3,55% (3,99% TAE). Estos tipos corresponden a las personas que domicilien unos ingresos menores a 1.800€. Otra ventaja es que no tiene ningún tipo de comisión de apertura o de cancelación anticipada.

Por otra parte, la Hipoteca AHORA de Liberbank a tipo fijo tiene mejores números en lo correspondiente a intereses, sin embargo, conlleva contratar más productos vinculados. El tipo de interés durante todo el préstamo es de 2,25% (TAE 3,40%). Para obtener estas características se debe contratar un seguro de hogar, un seguro de vida, un plan de pensiones, una tarjeta de crédito con un consumo mínimo de 1.500€ anuales y domiciliar ingresos de más de 2.000€.