Los 5 cambios de la renta 2016

1.    Desaparece el Programa de Ayuda de Renta (PADRE) sustituido por  Renta Web


El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es un impuesto que grava la renta obtenida en un año natural por las personas físicas residentes en España o contribuyentes,  de carácter personal y directo, grava según principios de igualdad, generalidad y progresividad la renta de las personas físicas de acuerdo  con su naturaleza y sus circunstancias personales y familiares.

Las rentas se clasifican en:
•    Rendimientos de trabajo.
•    Rendimientos de capital inmobiliario.
•    Rendimientos de capital mobiliario.
•    Rendimientos de actividades económicas.
•    Ganancias o pérdidas patrimoniales.

El hecho imponible es la obtención de rentas, según datos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), la previsión de ingresos que supone para el Estado en 2016 será de 8.537 millones de euros un 7,4 % de incremento del 2016 con respecto al 2015, el resultado a devolver que espera la Administración será de 11.198 millones de euros un 2,1 % más que en el año anterior.

Las principales novedades del IRPF en el ejercicio 2016 son las siguientes:

1.    Desaparece el Programa de Ayuda de Renta (PADRE) sustituido por  Renta Web, a través del servicio de tramitación del borrador/declaración el contribuyente puede confeccionar su declaración con el producto Renta Web y proceder a su presentación cualquiera que sea la naturaleza de sus rentas (del trabajo, capital o actividades económicas).
2.    Rendimientos de trabajo en especie exentos: en el artículo 42.3 letra c) Ley IRPF exención por primas o cuotas satisfechas por la empresa a entidades aseguradoras para la cubertura de enfermedad de propio trabajador, su cónyuge y descendientes se amplía a 1.500€  si tuvieran discapacidad. En el resto de casos, el límite continúa en 500€.
3.    La disposición adicional cuadragésima quinta añadida con efectos desde el 21 de enero de 2017 y ejercicios anteriores no prescritos, por la disposición final tercera del Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusula suelo dejó exentos tanto las cantidades devueltas por las entidades financieras como los intereses indemnizatorios que antes tributaban como ganancia de patrimonio. Pero si los intereses que se devuelven hubieran formado parte de la deducción por vivienda habitual en ejercicios anteriores, el contribuyente perderá el derecho a la deducción y debe incluir en esas deducciones las regularizaciones  que, en su caso, proceda llevar a cabo, se limitará únicamente a los ejercicios no prescriptos.
4.    Amortizaciones: Dentro del apartado de Rendimientos de Actividades Económicas las empresas que se encuentren recogidas en estimación directa a partir del 1 de enero de 2016, desaparece la distinción entre inmovilizado con vida útil definida o indefinida y todos los inmovilizados intangibles (Investigación, Desarrollo, Concesiones Administrativas, Propiedad Industrial, Fondo de Comercio, Derechos de Traspaso, Aplicaciones Informáticas…) son amortizables de acuerdo a su vida útil, cuando no pueda estimarse de manera fiable la amortización será de 5%.
5.    Arrendamientos de bienes inmuebles, como novedad en el 2016 los gastos deducibles y reducciones según el artículo 23.1 a) de la LIRPF, el modelo incluye nuevas casillas para desglosar los gastos en tributos y recargos no estatales, saldos de dudoso cobro y otros gastos necesarios fiscalmente deducibles.