Los ETF’s mejor hasta en el corto plazo


Es uno de los eternos debates, si es mejor elegir un fondo de inversión de gestión activa, en los que sus gestores analizan el mercado e invierten en los productos que consideran con mejor potencial y por esos servicios nos cobran una comisión o la gestión activa pasiva, en los que se limita el gestor a replicar la composición de un índice y por tanto sus comisiones son mucho más bajas.

Muchos inversores envidiaban la existencia de este tipo de productos en Estados Unidos desde los 80, en Europa llegaron a principio de los años 90 y en España llegaron muchos años más tarde, después de muchos debates entre los defensores de la gestión activa y de la gestión pasiva. Hay dos hechos que históricamente y a día de hoy son ciertos. En el largo plazo todos los índices de bolsa se han comportado mejor que la media de los fondos de inversión y si restamos a estos las comisiones la diferencia se hace aún mayor a medida que transcurre el tiempo.

Así, superados los escollos legales los ETF’s iniciaron su singladura en España hace poco menos de cinco años y en este periodo no han hecho nada más que crecer, en variedad de productos y mercados y volumen de inversión. En Estados Unidos por ejemplo en 1.993 suponían apenas 1.000 millones de euros de inversión y poco más de 10 años después 263.000 millones. En España han subido un 38% en el último año y a nivel mundial prácticamente han duplicado su inversión en plena crisis.

Las razones por las que son muy recomendables, incluso en el corto plazo, cuando se supone que la gestión activa puede encontrar los mejores productos para luchar contra la volatilidad son para los que quieren invertir en mercados extranjeros que es la forma más económica de apostar por aquellos países cuya recuperación económica está siendo o va a ser más rápida, ya el fondo. Ya el año pasado, el mejor fondo de inversión de 2009 en España fue el ETF de BBVA que replica al índice FTSE Latibex Brasil, cuya rentabilidad ascendió al 123,6%. Y para los que busquen mayor seguridad en mercados locales y blue chips, solo por la rentabilidad por dividendo hace que sean atractivos a corto plazo.

El éxito de estos productos además puede llevar a que los fondos de inversión tradicionales cobren más por el resultado y menos comisiones fijas por gestión, algo siempre positivo para el cliente.

Sobre el autor del artículo.

Licenciado en LADE y Master en Direccion Financiera, es colaborador habitual de diversos medios económicos.

Más artículos del autor.

Mejor fiscalidad para familias numerosas y discapacitados a sus cargo

Mejor fiscalidad para familias numerosas y discapacitad ...

Soy autónomo, ¿Cómo me afectan los Presupuestos Generales del Estado?

Soy autónomo, ¿Cómo me afectan los Presupuestos Gene ...

Cuentas nómina de banca online, ¿hay alguna diferencia?

Cuentas nómina de banca online, ¿hay alguna diferenci ...

¿Qué pasará cuando suban los tipos de interés?

¿Qué pasará cuando suban los tipos de interés?