Productos financieros >

Los mejores depósitos de agosto de 2014

Corto, medio y largo plazo

image backgorund post

contratar depósito


A cambio de invertir nuestro dinero en un depósito bancario durante un tiempo acordado previamente, desde unos meses hasta varios años, el banco nos ofrece una remuneración. Durante este período lo normal es que no podamos hacer uso de estos ahorros: si en algún momento los necesitamos, es probable que tengamos que pagar una penalización por sacarlos de la entidad.
Este tipo de productos pueden ser un buen producto para aquellos que deseen ahorrar sin someter a sus ahorros a un riesgo muy elevado: el Fondo General de Depósitos (FGD) garantiza hasta 100.000 euros a cada cliente. Si queremos comenzar a buscar una rentabilidad por nuestro dinero, un depósito bancario es una opción a tener en cuenta.
¿Cómo escoger el mejor depósito? Para estar seguros de que nuestra elección es la correcta, es imprescindible que nos fijemos en algunas características básicas que ofrecen los depósitos. Por ejemplo, la remuneración que van a ofrecernos: si no supera la inflación a la que se someterán nuestros ahorros, no nos será muy rentable. O el plazo de vencimiento, dependiendo del tipo de ahorro que estemos buscando o nuestro perfil.

Corto, medio y largo plazo


Éstos son algunos de los mejores depósitos que podemos encontrar dentro de la oferta actual ya estemos buscando un ahorro a corto, medio o largo plazo.
Dentro de los depósitos a corto plazo, encontramos el Depósito a 3 meses de ING Direct, al que podemos acceder de forma automática con la apertura de una Cuenta Naranja. No existe como depósito independiente, como sí lo hacen otros depósitos de la entidad de mayor plazo. Ofrece una rentabilidad del 2% TAE, cuyos intereses serán abonados tras finalizar el período de vida del depósito.
No tiene ninguna penalización por cancelación y podemos tener nuestro dinero siempre disponible. Está garantizado por el FGD holandés, que garantiza la misma cantidad que el español para sus clientes.
El Depósito a 13 meses de Banco Mediolanum ofrece una remuneración a medio plazo del 2% TAE, muy por encima de la media que ofrecen otras entidades. La liquidación de los intereses se produce al vencimiento del depósito y no tiene ninguna penalización al cancelarlo.
La inversión mínima que debemos hacer para contratar este depósito es de 2.000 euros, y las máxima de 200.000. Además, solamente podrán acceder a él aquellos clientes del banco que lleven dinero proveniente de otras entidades.
Por su parte, el Depósito Año euro de Inversis no tiene importe máximo, y el mínimo no es muy elevado, de 1.500 euros. Ofrece una rentabilidad del 1,75% TAE, con liquidación de intereses una vez finalizado el año completo. Podemos contratar el depósito a través de internet y renovarlo de manera inmediata si queremos continuar con este método de ahorro.
Permite una cancelación anticipada, pero su comisión es del 1,5% sobre el importe de la imposición aplicada al tiempo transcurrido entre la cancelación y el vencimiento.
Si estamos buscando depositar nuestros ahorros durante un mayor tiempo, una de las opciones que tenemos es la contratación del Depósito Triodos5 de Triodos Bank de cinco años de duración. El importe mínimo para depositar es de 1.000 euros y no tiene límite en este sentido.
Ofrece una rentabilidad de 1,90% TAE, con la posibilidad de donar parte de los intereses a organizaciones como Greenpeace. La entidad se encuentra adherida al FGD holandés, al igual que ING Direct.
La comisión por cancelación no existe como tal, sino que se penalizan los intereses, a un tipo anual del 1,5% aplicado al principal, entre las fechas de cancelación y vencimiento.
Si queremos invertir nuestros ahorros pero tenemos un perfil más conservador y no queremos asumir riesgos, contratar uno de estos depósitos es una de nuestras opciones.


 

Sobre el autor del artículo.


Posts Relacionados