Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Los mejores ratios de solvencia en España son los de los bancos especializados

La importancia de la solvencia de un banco



La solvencia de las entidades bancarias se mide periódicamente para tomar el pulso del sector en España. Sus resultados son un indicador más para valorar la situación de un país en materia económica.

Según el test CET1 de 2016 el banco más solvente de España es el Banco Mediolanum, con un 37,49% y 1.710 millones en activos. El resultado que ha obtenido Mediolanum duplica el ratio de la segunda entidad con el mejor ratio de solvencia, la de Caja Rural, de un 21,3%. La tercera entidad más solvente es Banca March con un ratio de 20,55%.

Los resultados de las grandes entidades españolas también son, en general, mejores que en el año anterior. Bankia pasó de un 13,96% a un 15,80%. Por su parte el Sabadell también incrementó su ratio en medio punto ya que pasa del 11,50% al 12,00%. CaixaBank aumentó del 12,90% al 13,20% y el BBVA también mejora desde el 12,09% al 12,20%. Es Santander el que se desliga de esta tendencia ya que desciende dos centésimas, del 12,55% al 12,53%.

 

La importancia de la solvencia de un banco


El CTE1, siglas de Common Equity Tier 1, es un test que mide la solvencia de las entidades bancarias de un país. Hay varios test para medir la solvencia de las entidades y el CET1 es uno de los más fiables. El CET1 es un test exigido tanto por el Banco Central Europeo (BCE) como por el Banco de España.

El objetivo del test CTE1 es analizar el estado del banco, ¿cuánto puede resistir cada entidad ante una posible eventualidad? La respuesta viene definida por los fondos con los que cuente cada entidad para cubrir imprevistos a la mayor brevedad posible.

 

 

¿Cómo se decide la solvencia de una entidad?


Las entidades están obligadas a tener un mínimo de solvencia. Cada banco debe tener unos fondos mínimos para responder ante posibles pérdidas económicas.

Las características de las entidades influirán directamente sobre las exigencias de solvencia. El Comité de Basilea fue el que marcó las líneas para definir los mínimos de solvencia de las entidades. Dicho comité está formado por las entidades principales del G10.

El G10, también conocido como el Grupo de los 10, está formado por los países que participaron en el Acuerdo General de Préstamos para dotar al Fondo Monetario Internacional (FMI) de más fondos para la concesión de préstamos.

Tras la crisis que llevó a la quiebra, absorción o rescate por parte de los gobiernos de varios bancos en el 2010 Basilea III endureció los baremos para considerar solvente a una entidad. Estas nuevas exigencias se irán analizando gradualmente hasta diciembre del 2019.