Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Los funcionarios, ¿tienen ventajas a la hora de pedir una hipoteca?

Estabilidad laboral, ingresos mínimos y dinero ahorrado, requisitos imprescindibles para una mejor hipoteca.


La política de tipos bajos de interés que mantiene el Banco Central Europeo y la situación del euríbor en valores negativos desde 2016 propician que muchas familias se animen a solicitar un préstamo hipotecario. Actualmente, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas es de 26.350, según los datos de marzo de 2018 del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, para la banca esta situación supone una pérdida de ingresos que trata de contrarrestar con una oferta más atractiva de productos, así como con una mayor flexibilidad en los requisitos para acceder a la financiación.

No obstante, un perfil que siempre ha resultado ideal para las entidades a la hora de solicitar un préstamo hipotecario es el de los funcionarios, principalmente debido a su estabilidad laboral y salarial. Teniendo en cuenta que, según la última encuesta de población activa del INE, en España hay 3.105.800 de empleados públicos conviene analizar cuáles son las facilidades que ofrecen los bancos a este segmento de la población. Calcula aquí tu hipoteca.

 

¿Qué perfil buscan los bancos?

Cada entidad establece una serie de requisitos para acceder a una hipoteca, que dependen del propio criterio del banco, aunque hay algunas condiciones que son comunes: que el solicitante tenga estabilidad laboral, unos ingresos mínimos suficientes y algo de dinero ahorrado (en torno al 20%). Según los últimos datos del “Decil de salarios del empleo principal” publicado por el INE, el salario medio del sector público en 2016 era de 2.623€, en este sentido, el perfil del trabajador público cumple a la perfección con el ideal de buen cliente para la banca.

Gracias a estas características, los funcionarios están en una posición privilegiada para negociar las condiciones del préstamo hipotecario con el banco. La dificultad de que un empleado público pierda su empleo y, por tanto, su fuente de ingresos es su mejor baza para conseguir, por ejemplo, unos intereses más bajos que otros colectivos.

 

Ventajas para los funcionarios

Además de poder acceder con mayor facilidad a toda la gama de ofertas hipotecarias, los funcionarios cuentan con ciertas ventajas en comparación con el resto de clientes, entre ellas:

  • -    Unos diferenciales más bajos: en el caso de las hipotecas a tipo variable, el diferencial que se suma al valor del índice de referencia (normalmente, el euríbor) suele ser menor, lo que se traduce en un interés final más bajo y una cuotas más reducidas.
  • -    Una menor vinculación: los productos vinculados que condicionan la contratación de una hipoteca suelen ser mínimos en el caso de los trabajadores públicos, puedo consistir sólo en la contratación de un seguro y la domiciliación de la nómina, por ejemplo.
  • -    Una mayor financiación: debido a la solvencia y garantía de pago de los funcionarios, los bancos tienen una mayor predisposición para financiar un porcentaje más alto del valor de la vivienda, llegando incluso a ofrecer hipotecas del 100%.

 

Hipotecas para funcionarios

Una de las hipotecas más conocida es la Hipoteca Convenio MUFACE de BBVA. Este préstamo hipotecario dirigido a los mutualistas de MUFACE, de la cual forman parte una gran mayoría de los funcionarios, ofrece unas condiciones muy ventajosas: tipo de interés euríbor 12 meses + 0,85%, TAE variable del 1,16% y una bonificación de 821,47€ por operación. La hipoteca cubre hasta el 80% del valor de tasación o el valor de compraventa si es inferior, con un plazo máximo de 40 años. En cuanto a requisitos, ha de domiciliarse la nómina y contratar un seguro de hogar.

CaixaBank también ofrece condiciones especiales en sus Hipotecas de Alto Valor para diferentes colectivos, como los empleados de organismos autonómicos o trabajadores de la Dirección General de la Policía. En su hipoteca variable cubre el 80% del valor de compra de la vivienda, con un plazo máximo de 30 años, un tipo de interés euríbor oficial + 1%, TAE variable del 2,10%, añadiendo bonificaciones en función de la contratación de otros productos (seguro de incendio, seguro de vida, servicio de alarma Securitas Direct, fondos de inversión…). En su hipoteca fija, las condiciones varían dependiendo del colectivo: para trabajadores del cuerpo de policía, el TIN  fijo es del 2,10% con un plazo máximo de 20 años; para los empleados de organismos autonómicos, el tipo fijo es del 1,99% en un plazo de hasta 30 años.

Aunque no es una oferta exclusiva para trabajadores públicos, Banco Mediolanum ofrece la Hipoteca Privilegium Vip con unas condiciones muy atractivas para los clientes de la entidad. Se trata de una hipoteca a tipo mixto con un plazo máximo de 30 años, o hasta que el titular cumpla los 80 años, y destinada a la compra de la primera vivienda. El tipo de interés es fijo el primer año al 1,40% y variable a partir del segundo con euríbor anual + 0,89%, TAE variable del 1,52%. El préstamo financia hasta el 80% del valor de compra o tasación, el menor de los dos. Como requisitos, el solicitante tiene que ser cliente de Banco Mediolanum con un patrimonio total de 350.000€ de los cuales, 100.000€, estén invertidos en productos de ahorro de la entidad. Además, es conveniente contratar un seguro de vida y uno de hogar ya que, en caso contrario, el diferencial del euríbor aumenta al +0,99%.

Por último, la Hipoteca Mihabitans de Liberbank permite solicitar hasta el 100% de financiación con un plazo máximo de 30 años. Con un tipo de interés de euríbor anual + 0,85% y una TAE variable del 1,30%, los requisitos son: tener contratada una cuenta en Liberbank, contratar un seguro de hogar y domiciliar la nómina. No tiene asociadas comisiones de apertura ni de estudio.