¿Me conviene ser cliente de Novo Banco?

Un vistazo general

clientes de novo banco


El nuevo banco de Portugal surge tras el colapso que ha acabado con el que fue el tercer mayor banco del país, Banco Espírito Santo, con una gran presencia en España. Cuando el BES comenzó a reconocer públicamente que estaba atravesando problemas de los que no podría recuperarse de forma independiente, los sus clientes comenzaron a temer de verdad por su dinero.

Un vistazo general


Final ente, los activos tóxicos de la extinta entidad han quedado atrapados en un “banco malo” que continúa con el mismo nombre. En esta ocasión han sido los accionistas y tenedores de deuda subordinada los que deberán hacer frente a la caída. De hecho, es muy probable que muchos de lo pierdan todo.
Por otro lado, ha sido el nuevo banco en el que se quedará con los clientes y las oficinas. El Gobierno y el Banco de Portugal han querido enviar un mensaje tranquilizador a todos los clientes que hayan sido trasladados a Novo banco: según afirman, no deben temer por sus ahorros, ya que Novo Banco se encuentra lo suficientemente saneada para poder comenzar a funcionar con normalidad.
Y lo cierto es que la entidad ha sido recapitalizada con un total de 4.900 millones de euros (4.500 provenientes de fondos europeos de rescate). En Portugal ya se ha lanzado una campaña publicitaria para separar a Novo Banco de lo que fue el BES, que no deja un buen recuerdo entre sus clientes.
Aun así, la agencia estadounidense Moody’s ya ha calificado a Novo Banco de “altamente especulativo” una decisión no muy alentadora para los clientes de la entidad. Aunque desde la propia calificadora hayan añadido que, debido a la juventud de Novo Banco, la nota podría revisarse, ésta provoca aún más desconfianza. Por su parte, el banco malo ha sido calificado como “C”, nota reservada para las entidades en incumplimiento.

Clientes en España


Si formábamos parte de los clientes en España con ahorros ingresados en el BES, lo más probable es que no hayamos notado nada de lo que ha ocurrido en ellos. El mayor problema sería para aquellos que hubiesen adquirido deuda subordinada, porque tendrían que hacerse cargo de los activos tóxicos que forman el “banco malo”. En el resto de casos podemos continuar confiando en que el dinero no se encuentra menos seguro que hace unos meses, aunque hayamos cambiado de entidad.
Si lo que nos preocupa no es la seguridad y nos negamos a continuar con el banco por cualquier otro motivo, podemos sopesar si nos convienen los productos que ofertan o por el contrario preferimos emigrar a una nueva entidad. Hay que tener en cuenta que existen ventajas a la hora de obtener beneficios con una entidad que conozca nuestra trayectoria económica, por ejemplo a la hora de pedir un crédito o una hipoteca. La decisión sobre qué nos es más conveniente queda en nuestras manos.
Aquellos ahorradores que estén pensando en hacerse clientes de la entidad podrían moverse en los mismos parámetros. Es decir, si existiese algún producto ofertado por Novo Banco que les mereciese la pena, no tendrían por qué frenarse por temas de seguridad, si no por motivos similares a cualquier otra entidad.
Al fin y al cabo, en estos momentos Novo Banco se encuentra recapitalizado y además existen garantías externas, como el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para asegurar nuestro dinero en caso de un desastre mayor. Después de Angola, España es el segundo país extranjero en el que Novo Banco cuenta con un mayor número de clientes.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).