Mejores tarjetas sin cambiar las cuentas de banco

Multitud de transacciones bancarias de un modo fácil y sencillo


Las tarjetas nos permiten hacer multitud de transacciones bancarias de un modo fácil y sencillo. Podemos pagar en comercios sin necesidad de llevar efectivo, sacar dinero en cualquiera de los múltiples cajeros que nos encontramos en la calle, ingresarlo, conocer el estado de nuestras cuentas, pagar entradas de espectáculos... son numerosas las acciones que podemos realizar. Así, nos ahorramos trámites, y ganamos en rapidez y comodidad.

Actualmente hay varios tipos de tarjetas, como son las de débito, de crédito, monedero, comerciales o affinity. Si estamos buscando una, acertaremos si seguimos una serie de pasos. Lo primero es saber qué estamos buscando. Un denominador común que debemos buscar es que esté libre de comisiones. Después, analizar si nos conviene más que nos ofrezca un ahorro en algún producto concreto, descuento por compras, acceso a un crédito, posibilidad de sacar dinero gratis en unos cajeros determinados u otra característica.

Una de las ventajas que ofrecen algunas tarjetas es la posibilidad de contratarlas sin cambiarte de banco. Esto nos ahorrará papeleo. Algunas de las destacadas con esta característica, iniciado noviembre de 2013, son:

  • Tarjeta Citi Oro: también te ahorras su cuota anual, ya que es gratuita para siempre. Si sabes controlar tu uso, esta tarjeta puede ser de mucha utilidad, ya que pone a tu disposición un crédito de hasta 6.000 euros, sin coste de mantenimiento. Además, la tarjeta Citi Oro te proporciona seguros de accidente o asistencia en viajes y seguro de protección de compras. Y no te preocupes, si te la roban o la pierdes no tendrás que pagar nada. Además de sus ventajas habituales, ahora tiene una promoción por la que, tras la primera compra o retirada de efectivo que realices te dan 25 euros.



  • Tarjeta Iberia Sendo: es una tarjeta que no te costará nada, con un seguro gratuito de accidentes y asistencia en viajes. También te da acceso a crédito, la cantidad máxima depende de cada situación particular. Su departamento financiero analiza tu caso y te informa de tu límite. Una ventaja poco común es que a medida que realices compras con ella irás acumulando avíos. Así podrás ahorrar en tus viajes, ya que los avíos se cambian por billetes de avión, estancias en hoteles o alquiler de coches.



  • Tarjeta BP Obsidiana: esta es la tarjeta que te conviene si tienes un gasto importante en combustible, repostas en gasolineras BP o no te importaría hacerlo y quieres ahorrar en combustible. Te ofrece hasta un 8% de descuento si el pago es aplazado. Lo más recomendable es pagar a final de mes y llevarte el 5% de descuento que te ofrece con esta opción. Otra ventaja es que con este plástico también tendrás acceso a un crédito cuyo límite es de 5.000 euros. Además, también ahorrarás en tu seguro. Podrás acumular un 10% de tus compras en BP para descontar en Seguros VERTI.


Otras tarjetas a las que puedes acceder sin cambiar de banco son las que expiden grandes centros comerciales. Las de El Corte Inglés o Alcampo son alguno de los ejemplos que ofrece el mercado. Estas tarjetas se crean con el objetivo de fidelizar a los clientes de estas grandes superficies ya que suelen ir asociadas a algún tipo de descuento o ventaja.

Conocer las características de todas las tarjetas que ofrece el mercado financiero es complicado porque son miles. En este punto nos pueden ayudar webs como iAhorro. Aunque pensemos que no necesitamos ninguna más y que ya tenemos tarjetas suficientes para cubrir nuestras necesidades no debemos dejar de interesarnos por las novedades del sector. A veces, sin coste alguno, podemos obtener descuentos interesantes que nos hagan ahorrar en nuestro día a día.