¿Mi hijo con paga? Educación financiera desde pequeños

¿Cómo empezar?

wp/wp-content/uploads/2017/04/mi-hijo-con-paga-educacion-financiera-desde-pequenos.jpg


Si de algo estamos seguros en iAhorro es de la necesidad de una mayor educación financiera. Es nuestra asignatura pendiente y quizás la clave esté en adquirir estos conocimientos desde bien pequeños porque serán conceptos con los que tengamos que “lidiar” en nuestra etapa adulta.

Es importante que desde una edad temprana se adquiera “cierta responsabilidad financiera” basada en la educación e información. Lo ideal es que los más pequeños desarrollen poco a poco todos aquellos hábitos relacionados con la gestión, el ahorro e incluso la inversión. Todo ello les llevará a tomar decisiones responsables e inteligentes en el futuro cuando se trate de contratar un producto bancario de ahorro, un seguro o solicitar financiación a través de un préstamo hipotecario entre otros.

¿Cómo empezar?


He aquí el “quid de la cuestión”. Digamos que no existe una edad determinada con la que poder iniciar la familiarización de los pequeños con el dinero y las finanzas personales, pero entre los 6 y 8 años puede ser un buen momento para empezar a hablar del dinero como parte de la vida, sin que sea un tema tabú.

Así poco a poco los niños podrán ir conociendo el valor del dinero, de lo que cuesta conseguirlo y saber que el dinero no es ilimitado. Una de las vías para hacerlo es a través del juego. La gamificación se ha convertido en la herramienta perfecta para aunar educación y diversión, de modo que cada niño aprenda jugando, sin tener sensación de recibir conceptos tediosos que debe asimilar sí o sí.

Poco a poco y conforme vaya pasando el tiempo los progenitores habrán involucrado a los hijos en la economía familiar, a la hora de establecer los presupuestos del hogar e incluso en la comprensión de los objetivos financieros que tenga el núcleo familiar. Es importante que para que los niños adquieran un mayor conocimiento y concienciación del valor del dinero, los padres les hablen abiertamente del dinero, sobre cómo se consigue, sobre la existencia y funcionamiento de los distintos medios de pago, así como de cuál es la estrategia de ahorro e inversión de la familia en su conjunto.

La paga


Hay expertos y voces fieles defensoras de lo que conocemos como “paga” como "método de enseñanza financiera" desde edades tempranas. Una cantidad fija semanal o mensual que los niños reciben y cuyo fundamento reside en que son los niños los que van a aprender a gestionar su propio dinero, planificando y marcando sus objetivos.

La paga puede que se convierta para los niños (sin atisbos de exageración) en el primer contacto con las finanzas. Un modo de que los niños sean los que tomen decisiones sobre ese dinero, si gastarlo todo, una parte o bien optar por el ahorro de acara a adquirir algo que ansían o bien ahorrarlo con vistas a futuras necesidades.

Se trata de una manera de concienciación de lo que cuesta conseguir las cosas (en tiempo y dinero), lo que les llevará también a priorizar gastos, distinguiendo entre lo que es una necesidad real y no un capricho.

Cuentas bancarias para los más pequeños


Prácticamente todas las entidades albergan entre su oferta de cuentas bancarias una específicamente creada para los niños que además suele ser remunerada de la que se puede retirar el dinero en cualquier momento y sin comisiones (por lo general). Sí, los menores pueden ser titulares de una cuenta bancaria infantil, se necesitará el DNI del menor que será titular de la cuenta, así como el DNI de los representantes legales (padres o tutores legales). Serán éstos los que tengan potestad para operar con la cuenta bancaria y poder disponer del dinero, hasta que el menor deje de serlo legalmente.

Aunque actualmente los tipos de interés son muy bajos, nos encontramos con entidades que ofrecen cuentas bancarias infantiles con remuneración “interesante” (insistimos, teniendo en cuenta cuál es la situación). Hablamos por ejemplo de Mi Propia Cuenta de Banco Mediolanum, con una rentabilidad del 1% para los saldos que vayan de 0 a 100.000€. O de la Cuenta 1,2,3 Mini de Banco Santander que ofrece una remuneración del 1% para saldos de 100€ a 200€, del 2% para saldos de 200€ a 300€ y del 3% para saldos de 300€ a 1.500€ (cumpliendo condiciones y con 1€ de comisión mensual).

Otra opción es la Cuenta Coinc Junior, con una remuneración del 0,30% y un 4% de regalo adicional en Amazon. La Cuenta Naranja Mini de ING Direct ofrece una remuneración del 0,10%, mientras que la Cuenta Infantil de Triodos Bank contempla un 0,05% de rentabilidad.

Las libretas infantiles de CaixaBank como por ejemplo la MegaLibreta Estrella o la Libreta Estrella Super3 entre optan por el regalo en la apertura en vez de la remuneración y otros regalos conforme pase el tiempo.

 

Vídeos relacionados:

Lista de artículos más recientes

Qué hacer si tengo una tarjeta revolving
Qué hacer si tengo una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving se ofrecen como una alternativa fácil y accesible para comprar todo tipo de productos: un crédito en el bolsillo, que permite fraccionar operaciones y pagar cuotas bajas. Pero su coste, especialmente si se alarga mucho el plazo de p

¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?
¿Cuál es la mejor financiación para autónomos y pymes?

La financiación es un punto clave en el desarrollo de todos los negocios, especialmente para pequeñas empresas y autónomos. Pero, precisamente, son estos, especialmente cuando se empieza la actividad, los que encuentran más problemas para conseguir fondos

¿En qué te puede ayudar iAhorro Cuentas?

La cuenta bancaria es el producto básico que todos necesitamos para las gestiones personales. Elegir la cuenta adecuada pasa por hacer una comparación entre todas las que hay en el mercado, conocer las características de cada una de ellas e identificar las que cubren tus necesidades. iAhorro te ayuda en todo el proceso.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.