¿Optas por compartir coche?

Tener un coche, usarlo, mantenerlo, sale cada vez más caro


El transporte es uno de los sectores que más energía consume. Además, la energía que necesita proviene esencialmente de fuentes no renovables y contamina el entorno. El vehículo privado constituye un medio de transporte habitual pese a su cuestionable eficiencia. Tener un coche, usarlo, mantenerlo, sale cada vez más caro, sin embargo, sigue siendo una de los medios de transporte más usados. Revisiones, seguro, aparcamiento, gasolina... todo suma.

Cada día nos desplazamos para cumplir con nuestras obligaciones. Si somos observadores, en la inmensa mayoría de los casos, el coche solo está ocupado por un viajero, el conductor del vehículo.

En los últimos años se está extendiendo un nuevo modo de viajar en coche, basada en la idea de compartir, se trata de que un vehículo privado sea usado por varias personas que realizan el mismo recorrido. Tanto si es para realizar un viaje puntual como para hacerlo de forma periódica. Es una manera rápida, fiable y cómoda de desplazarse. Las ventajas más destacadas son el ahorro económico que te supondrá y que la contaminación será mucho menor. Además, estarás contribuyendo a evitar los largos atascos que se suelen producir, especialmente en la entrada de las grandes ciudades.

Compartir los trayectos en coche para ir a trabajar constituye uno de los medios más prácticos para racionalizar el uso del vehículo privado. No obstante, en poblaciones grandes uno tiene más probabilidades de encontrar a otra persona con un trayecto compatible, pero resulta más difícil ponerse en contacto con ellas. Para ello, podemos encontrar diferentes portales webs que ofrece de forma individual o colectiva (empresa, universidad, administración…) una herramienta de carpooling online adaptada a nuestras necesidades y facilitan a los miembros disfrutar de las ventajas de compartir sus trayectos diarios en lugar de ir a trabajar o estudiar solo.

Las empresas se han interesado en este modelo de desplazamiento porque hace que los trabajadores sean más puntuales y lleguen más relajados, por consiguiente, benefician a la empresa. Si hacemos una estimación, si tan solo un 10% de un parque empresarial de 15.000 personas, una gran cifra en el caso de las empresas españolas, compartiera su coche ocupando tres plazas en lugar de una, se ahorrarían al año 1,05 millones de euros en gasolina y más de 990 toneladas de emisiones de CO2.

Las páginas web que se dedican a poner en contacto a personas con el mismo recorrido son cada vez más. Sus usuarios son de dos tipos: los que ofrecen su coche y definen el trayecto que realizarán, y los que buscan un coche para un trayecto determinado.

Este tipo de viajes pueden acordarse de diferentes maneras:

  • Una persona puede conducir todo el tiempo, mientras que los pasajeros contribuyen únicamente a los costes tales como la gasolina o el coste del aparcamiento.



  • Los participantes de un “carpool” pueden alternarse en la conducción y no intercambiarse dinero.



  • El conductor del “carpool” puede recoger a los pasajeros en sus casas, o puede reunirse con ellos en un punto concreto.


La organización y gestión es muy abierta porque entre todos los integrantes establecen las normas del viaje. Entre las decisiones a tomar están los horarios, ruta, música, número de paradas, etc.

Las ventajas que se obtendrán al compartir coche son numerosas tanto en larga distancia como en las cortas e independientemente de la frecuencia. En largas distancias ir acompañado ayuda a no acusar tanto el cansancio, tanto porque puedes conversar como porque tienes la posibilidad de ir rotando el conductor. La gran ventaja, en todas las situaciones es el ahorro económico que supondrá. Por ejemplo, en un viaje por la península de unos 300 kilometros, si se comparte con una ocupación media de tres personas por coche, se puede llegar a ahorrar unos 40 euros por persona respecto a conducir solo, llegando a ser incluso más barato que el billete de autobús. Esta diferencia es aún mayor respecto a otros medios de transporte como el tren o el avión.

Sobre el autor del artículo.

Soy un adicto a las noticias económicas. El dinero nunca duerme, así que es muy aconsejable entender la Economía porque, de alguna forma u otra, determina nuestro presente y futuro.

Más artículos del autor.

Cómo ahorrar en 2014

Cómo ahorrar en 2014

¿Sabes cómo cuidar la dentadura de tu perro?

¿Sabes cómo cuidar la dentadura de tu perro?

Las mejores cuentas nómina sin comisiones

Las mejores cuentas nómina sin comisiones

¿Sabes cómo mejorar tu conducción en invierno?

¿Sabes cómo mejorar tu conducción en invierno?