Prácticas cuestionables de una tarjeta de crédito

1-    No especificar el concepto de los intereses

wp/wp-content/uploads/2017/02/ALERTA.jpg


Los productos financieros están regulados por el Banco de España y deben asumir buenas prácticas en su trato con el cliente. Es algo que podríamos aplicar a muchos campos pero se intensifica, si cabe, cuando hablamos de gestiones económicas.

La crisis ha levantado varias malas prácticas como la de aplicar cláusulas suelo o la venta de preferentes a personas que no entendían un producto tan complicado.

El consumidor también tiene un papel activo en este proceso ya que debe informarse y contratar solo aquellos productos que conozca. Todos tenemos algo de responsabilidad en lo referente a los productos financieros, tanto la entidad como el cliente.

La línea entre lo que son buenas prácticas y lo que son malas prácticas puede ser en ocasiones un poco difusa, también en lo relacionado con las tarjetas de crédito. Hay algunas prácticas que llevan a cabo algunas entidades emisoras a las que el consumidor debe estar atento para evitar sorpresas.

1-    No especificar el concepto de los intereses y/o comisiones que se cobran en la tarjeta de crédito. Saber por qué pagamos al banco debería ser una práctica habitual y no el uso de métodos para que el cliente no se entere de cuál es el motivo de un cargo. Es algo que podemos y debemos exigir los clientes.
2-    No especifican la cantidad que se cobra como comisión. Simplemente aparece una nueva cifra de cantidad total disponible y parece que no ha habido ninguna transacción. Esta práctica va en contra de la transparencia con la que deberíamos contar.
3-    Mostrar en verde y positivo el dinero que te queda a crédito. Esto es como habitualmente aparece en cuenta el dinero que tienes así que puede dar pie a confusiones, aunque sea inconscientemente. Es dinero que tenemos en la tarjeta, sí, pero es dinero que tenemos en la tarjeta a crédito. Tendremos que devolverlo, bien a final de mes sin pagar intereses o bien a plazos con unos intereses determinados.
4-    Mostrar en rojo y negativo cuando tienes dinero en la tarjeta de crédito que no es a crédito. Esto es que cuando tienes dinero en la tarjeta, porque has ingresado una cantidad o algo así el dinero que tienes aparece con señales negativas: el color rojo, el símbolo negativo… como si hubiese que cambiar algo.
5-    Aplazar los pagos automáticamente sin previa autorización del titular. Las tarjetas de crédito te permiten pagar a final de mes el crédito gastado sin pagar intereses. A veces, algunas lo que hacen es pasar alguna compra automáticamente a pago aplazado con pequeñas cuotas. Automáticamente lo que sucede es que vas a pagar intereses si no lo rectificas proactivamente.
6-    Usar términos confusos para ampliar el plazo de pago. Pago flexible por ejemplo… en definitiva, términos menos habituales.

 

Vídeos relacionados:

Sobre el autor del artículo.

Me incorporo a iAhorro en 2013 para apoyar la parte de contenidos. Escribo sobre lo que, de un modo u otro, esté relacionado con el ahorro en gastos cotidianos. Anteriormente, he forjado mi vida laboral en diversos medios de comunicación, como prensa escrita, radio o televisión, colaborando en distintos departamentos.

Más artículos del autor.

Consigo trabajo ¿Qué hago ahora con mi nómina?

Consigo trabajo ¿Qué hago ahora con mi nómina?

¿Qué debo saber antes de entrar en una oficina bancaria?

¿Qué debo saber antes de entrar en una oficina bancar ...

Ahorrar en la factura de la luz es posible

Ahorrar en la factura de la luz es posible

Repostar bien, ahorrar más

Repostar bien, ahorrar más