Préstamo o crédito, ¿cuál elegir?

¿En qué momento debemos elegir cada uno?



Para poder elegir entre un préstamo o un crédito hay que conocer las diferencias entre ambos y los beneficios que cada uno tiene.

Un préstamo es una obligación contraída por dos partes, prestamista y prestatario, el primero el que deja el dinero y el segundo el que puede disponer de él. Cuando se inicia la operación se pacta una cantidad fija de dinero que el prestatario podrá utilizar a su antojo, a cambio de lo que deberá pagar una serie de intereses y devolver el total de capital en un plazo determinado. Las cuotas para la amortización del préstamo se realizaran de una forma regular, ya sea mensual, trimestral o anual. Lo importante es que los intereses se pagarán por todo el capital prestado.

Mientras que un crédito, también es una operación financiera destinada por un lado a obtener liquidez y por otro para conseguir rentabilidad. Se fija una cantidad de dinero máxima que una entidad deberá de entregar al cliente. Esta cantidad al inicio de la relación el cliente no dispondrá de la cantidad total, si no que utilizará el dinero en la medida de sus necesidades. El cliente, por tanto, tendrá que realizar peticiones de capital a su entidad, sin que nunca la suma de ellas supere la cantidad máxima fijada, que se encargara de transferirlas a la cuenta corriente. De esta manera puede que el cliente decida utilizar el crédito en su totalidad, parte de él o nada en absoluto. Lo que se pretende con este método es pagar intereses únicamente por el dinero dispuesto y una comisión por la cantidad máxima pactada. Siempre que el cliente vaya devolviendo el dinero, podrá seguir pidiendo más crédito pero sin superar el límite. Este método es bastante interesante porque nos permite renovar la obligación a su término

¿En qué momento debemos elegir cada uno?



  • Si estamos seguros de los costes que nos va a producir la inversión que pretendemos realizar deberemos escoger un préstamo. La razón es que el interés de los préstamos es mucho menos que la de los créditos, entonces si realizamos un estudio inteligente del negocio conseguiremos ahorrar una cantidad elevada.



  • Si queremos adquirir un determinado bien mediante financiación, como un coche, un equipo informático, nos interesa la realización de un préstamo.



  • Si pretendemos aumentar nuestra liquidez por falta de este tipo de activos en nuestra empresa o porque los pagos han sido con bastante diferencia, mayores a los ingresos, es mejor optar por un crédito. Porque tendremos la oportunidad de disponer del dinero en aquel momento en que más lo necesitamos. Si bien los intereses son mucho más altos que en los préstamos en este tipo de ocasiones es una mejor elección siempre que se disponga del dinero solo cuando sea necesario.



  • Si las inversiones que pretendemos realizar son a largo plazo, o pretendemos financiar nuestro activo circulante es preferible la opción del crédito a cuenta.



  • Si conocemos el fin temporal de la actividad a la que vamos a aplicar esta cantidad monetaria es preferible optar por un préstamo, mientras que cuando no estamos seguros de ello, por la poca fiabilidad o porque es imposible determinar su duración la elección será la del crédito.


En líneas generales, a los particulares les sale más rentable contratar préstamos mientras que a las empresas les compensará en la mayoría de ocasiones la obtención de un crédito, sobre todo si tenemos en cuenta, que la renovación de un crédito a su término es posible.

Para realizar la operación adecuada deberemos analizar bien cuál será la efectiva inversión de nuestro dinero y, atendiendo a todos estos puntos, conseguiremos nuestros objetivos con los menores costes.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).