Productos financieros >

Préstamos personales o minicréditos: ¿cuál es la mejor opción?

¿Cómo conseguir financiación de manera rápida?

image backgorund post


Durante la cuesta de enero muchas personas se plantean la posibilidad de buscar un dinero extra que les ayude a hacer frente a los gastos que se presentan en el primer mes del año. No obstante, antes de aventurarse a solicitar un crédito o un préstamo, es muy importante saber para qué vamos a utilizar ese dinero y, acto seguido, consultar cuáles son los productos que mejor se adaptan a nuestras necesidades.

Una de las opciones disponibles en el mercado actual son los préstamos personales. Podemos definirlos como un acuerdo en el que una entidad de crédito presta una cantidad determinada de dinero a un cliente que se compromete a devolver dicha cantidad, junto a los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos en un plazo de tiempo estipulado.

A la hora de solicitar este tipo de préstamos es muy importante tener en cuenta distintos factores como el tipo de interés, el plazo de amortización y la TAE. Además, también hay que destacar que suelen tener asociados otros costes como comisiones de apertura, cancelación o amortización y que en algunas entidades pueden exigir la contratación de productos vinculados para su concesión. No obstante, existen excepciones como el Préstamo Naranja de ING Direct que no tiene ningún tipo de comisión asociada y no requiere contratar ningún producto adicional para su solicitud. ING Direct concede préstamos desde 6.000 hasta 40.000€ a devolver en un plazo máximo de 48 meses, únicamente disponiendo de una Cuenta Naranja abierta en la entidad.

Los préstamos personales son más recomendables cuando la cantidad de dinero que se necesita es superior a los 1.000€ o están destinados al pago de bienes que supongan una gran suma de dinero. Por ello, las entidades de crédito suelen solicitar toda la información que consideran necesaria para evaluar si la operación es viable, como las nóminas, la declaración de la renta e incluso un aval de pago. Sin embargo existen préstamos, como los que ofrece Cetelem que permiten solicitar hasta 50.000€ sin necesidad de tener un aval.

¿Cómo conseguir financiación de manera rápida?


El sector de los minicréditos ha crecido de manera imparable en los últimos años ya que se presenta como una buena forma de conseguir dinero rápidamente. Este sistema de financiación permite obtener cantidades reducidas de dinero en un plazo de tiempo que no suele superar las 48 horas y sin la necesidad de tener un tipo de aval o garantía. Además, muchos de ellos aceptan a personas que se encuentren en alguna lista de morosos como es el caso de los minicréditos ofrecidos por Cashper, que acepta clientes que se encuentren en la lista de Asnef. A través de Cashper pueden solicitarse hasta 500€, a devolver en un máximo de 30 días, cumpliendo unos sencillos requisitos: ser mayor de 21 años, disponer de una cuenta bancaria española y justificar un ingreso recurrente en la misma.

Estos productos ofrecen pequeñas cantidades que no superan los 1.000€ y, por ello, el plazo de devolución normalmente es de máximo 30 días. Por ello, antes de solicitarlo es muy importante tener en cuenta que debe devolverse con los siguientes ingresos que se obtengan, puesto que aplazar el pago supondrá seguir sumando intereses.

Sin embargo, debido al crecimiento que ha sufrido este sector, actualmente encontramos minicréditos que ofrecen cantidades mayores en plazos más amplios. Este es el caso de Creditea que permite solicitar hasta 3.000€ con un plazo máximo de devolución de 24 meses.

La rapidez en la concesión y la facilidad de tramitación son las principales ventajas de estos productos, pero hay que tener en cuenta que la comodidad se paga. Los intereses de los minicréditos suelen ser bastante superiores a los de un préstamo personal, no obstante el plazo de devolución también es más corto. Esta cifra varía en función de cada empresa y, hoy por hoy, encontramos minicréditos destinados a nuevos clientes libres de intereses como es el caso de Vivus que ofrece un préstamo desde 50€ hasta 300€ completamente gratuito.

A la hora de decidirnos por un préstamo personal o por un minicrédito lo que hay que tener en cuenta es a qué vamos a destinar el dinero, cual es la cantidad que vamos a necesitar y nuestra capacidad para devolverlo en el plazo fijado. Ningún producto es mejor o peor, optar por uno u otro dependerá en gran medida de las circunstancias personales de cada uno.


 

Sobre el autor del artículo.


Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Salamanca. Inmersa en el mundo del ahorro y las finanzas como colaboradora de iAhorro desde 2016.

Más artículos suyos:
· Estudiar más barato: becas y cursos para verano.
· ¿Qué novedades fiscales trae 2017?.
· Hipotecas: las más baratas de agosto de 2017.
· ¿Cómo funciona la Garantía de Depósitos?.

Posts Relacionados