Protección hipotecaria desde Europa

¿Dación en pago en España?



A estas alturas no es un secreto que los diferentes gobiernos nacionales en España no han podido (o querido) modernizar nuestro ordenamiento jurídico en materia hipotecaria, para equilibrar el poder de bancos prestamistas y familias prestatarias.

Pese a algunas normativas previas y la Ley 1/2013, que limita los intereses de demora, incluye un nuevo código de buenas prácticas, aumenta del 60 al 70% el porcentaje de tasación al que el banco se puede adjudicar la vivienda habitual, o la posibilidad de que le juez paralice un procedimiento de ejecución hipotecaria si hay cláusulas de suelo, no se ha entrado en el fondo de la cuestión: la necesidad de una norma de segunda oportunidad para las familias endeudadas de buena de que no pueden pagar el préstamo hipotecario. Esta regulación podría incluirse en la Ley Concursal, para permitir instrumentar medidas obligatorias para el banco, sea una dación en pago, la ampliación del plazo de la hipoteca, carencias y bonificaciones de interés temporales o, incluso, determinadas quitas en la deuda.

Hace dos días ha los estados miembros han adoptado una nueva directiva europea, que los Estados Miembros deben transponer a su ordenamiento jurídico, que podemos leer. Este tipo de norma marca el camino, pero al final cada país decide cómo la introduce en su ordenamiento interno.

¿Dación en pago en España?


Lo primero que hay que tener claro es que España tiene 2 años para adaptarse a esta norma. Por tanto, hasta el final, tendremos que esperar a ver cómo la traduce nuestro poder legislativo.

Por otra parte, no generaliza la dación en pago. Concretamente:

La ley exigirá una tolerancia razonable antes de proceder a las ejecuciones, limitará los cargos por impago, impedirá a los Estados miembros oponerse a la dación en pago acordada entre las partes, impondrá el deber de buscar el mejor precio por la venta de la propiedad en las ejecuciones y exigirá a los países de la UE que faciliten el pago, protegiendo a los consumidores y evitando el sobreendeudamiento a largo plazo.

Impedir que los estados miembros no puedan negar la dación en pago si ambas partes lo han acordado, no aporta ninguna ventaja a la actual regulación. El problema no es que la dación en pago no sea legal en España, que lo es, lo que ocurre es que las entidades financieras no la quieren incluir en el clausulado de los préstamos hipotecarios que conceden.

La extinción de una deuda entregando el bien no es, a mi modo de ver, la mejor opción. Primero porque introduce incentivos para que los aprovechados y malos pagadores (una minoría) no paguen a la primera que vean problemas. En segundo lugar y más importante, porque dar la vivienda no resuelve el problema familiar, de quedarse sin casa.

Hasta que no haya procedimientos reglados y de obligado cumplimiento para que los bancos negocien en aras a evitar, en la medida de lo posible, ejecutar la hipoteca, el desequilibrio entre partes seguirá igual.

 

Sobre el autor del artículo.

Perito economista especializado en productos financieros y divulgador de economía en medios de comunicación. Profesor asociado de Economia Financiera en la UIB | Socio en Futur Finances | Futur Legal | Futur Hipotecas Autor del libro La Banca Culpable (Esfera de los Libros) y coautor del libro La Prevención del Soreendeudamiento Privado (Aranzadi)

Más artículos del autor.

Emprendedores y crédito: relación vital si queremos crear empleo

Emprendedores y crédito: relación vital si queremos c ...

¿Más libertad o más regulación? entrevista a Vicente Varó

¿Más libertad o más regulación? entrevista a Vicent ...

Educación financiera en la Universidad Complutense

Educación financiera en la Universidad Complutense

¿Has pasado por tu banco a entregar tu DNI?

¿Has pasado por tu banco a entregar tu DNI?