QE Europeo y nuestras finanzas personales

Efectos del QE en el crédito a familias y empresas


Los agentes que operan en los mercados financieros esperan que mañana el Banco Central Europeo anuncie un programa ambicioso de compra de deuda soberana, política monetaria heterodoxa que pretende combatir la deflación que está experimentando la Zona Euro.


Esta compra de deuda pública por el BCE es conocida por QE, de 'Quantitative Easing' y su naturaleza la explica aquí Ramón Cardo.

Efectos del QE en el crédito a familias y empresas


La teoría económica que hay detrás del QE es que al comprar deuda soberana a los bancos privados, estos tienen más liquidez para prestar dinero. Si esta liquidez no vuelve a ir a la compra de más deuda pública y se destina al crédito, personal e hipotecario, aumentará el crédito y, si hay competencia suficiente, bajarán los tipos de interés que nos cobran.

Las hipotecas no tienen el porqué verse afectadas por el QE de forma importante, ya que realmente les afecta mucho más la política monetaria de tipos del BCE. En todo caso, si hay algún efecto debería ser a mejor en relación a bajadas de tipos de interés. En el año 2015  la competencia hipotecaria será el diferencial de una unidad (Euríbor + 1) y no en muchos meses. Pensemos que Kutxabank ya ofrece una hipoteca (con mucha vinculación) a Euríbor +1. E ING ya ha bajado su hipoteca Naranja a Euribor + 1,49%, por ejemplo.

El QE se supone que tiene como principal objetivo incentivar el crédito a la economía real. Considero que ayudará, además, que las condiciones económicas mejoran en España, para ver en 2015 una mejora notable del crédito a familias y empresas solventes. Eso sí, con tipos altos, que se supone se irán reduciendo a medida que la mejora económica se consolide.

QE, depósitos y cuentas


Los depósitos seguirán con rentabilidades cercanas al 0,5% mientras los tipos del BCE sigan en mínimos (a día de hoy están al 0,050%). Los tipos bajos seguirán igual de bajos para las cuentas remuneradas, también.

Cuando la inflación vuelva a subir, el BCE subirá tipos y mejorará la rentabilidad de los depósitos, pero no parece que esto vaya a pasar en este año, desde luego.

En todo caso no parece que vayan a haber intereses negativos en los depósitos en España, si bien hay que tener muy en cuenta la comisión de administración de la cuenta asociada, que de existir puede dejar en nada los intereses de los depósitos de poca cuantía.

Es muy importante que el cliente de banco típico que pretende no asumir riesgos y siempre invierte en depósitos bancarios se forme financieramente (les invitamos a leer las guías gratuitas de iAhorro.com), para saber diversificar con otros productos, como los fondos de inversión.

Esperemos a mañana para ver qué nos anuncia Mario Draghi.

Os dejamos una entrevista sobre el tema en Intereconomía radio: