Qué debemos conocer antes de firmar un contrato financiero: swaps, preferentes y cláusulas de suelo

Swaps

cláusula de suelo


Entre los años 2010 y 2011 comenzaron las demandas judiciales contra los bancos por malas prácticas en la comercialización de productos financieros derivadas de la venta a sus clientes de los llamados swaps y preferentes, que terminaron por suponer para ciudadanos y empresas enormes pérdidas de sus ahorros.
Según indica en despacho de abogados Jausas en su informe Observatorio de Jurisprudencia de Productos Financieros Complejos, un 89,8 % y un 82% de los afectados por los swaps obtuvieron en el año 2013 un fallo a su favor de los jueces y tribunales de primera instancia y después de recurrir a una apelación, respectivamente. En el caso de aquellos afectados por las preferentes, las cifras correspondientes son 95, 6% y 72,8%.
En el caso de las empresas afectadas, los resultados han sido similares. Un 91% de las empresas obtuvieron en 2013 una sentencia a su favor en juzgados de Primera Instancia, y un 64% ante las Audiencias Provinciales.
El motivo de este fallo generalizado a favor de los afectados más recurrente ha sido el desconocimiento por su parte de los productos que estaban contratando, sus características reales y, sobre todo, sus riesgos. Es sabido que los empleados de los bancos ofrecían las preferentes a clientes especialmente vulnerables como ancianos o analfabetos, pero lo cierto es que cualquiera podríamos caer en una de estas trampas.
Evitar que nos engañen de un modo similar al contratar un producto financiero también está en nuestra mano: conocer qué nos están ofreciendo puede evitarnos desde pequeñas molestias a desastres de este tipo.

Swaps


La palabra “swap” (cambio) se refiere a un contrato financiero mediante el cual dos partes se comprometen a intercambiar beneficios futuros. En principio, no es un producto pensado para los préstamos hipotecarios.
¿Qué ocurrió entonces para que comenzasen a ofrecerse a los clientes solicitantes de una hipoteca? Los swaps se vendieron a los clientes de hipotecas como un contrato externo a la hipoteca que podía actuar como seguro en el caso de una subida importante de los tipos de interés. Además, fueron ofrecidos en el momento preciso en el que el Euribor se situaba en su punto máximo del 5,3%: los clientes aceptaron de forma más sencilla a pagar ligeramente por debajo de forma fija y las entidades sabían que el Euribor acabaría por caer.
Al firmar, el cliente se comprometía a pagar el mismo tipo de interés durante un período de tiempo determinado.
Cuando, efectivamente, el Euribor comenzó a caer por varios puntos, fueron los clientes los que tuvieron que dar dinero de su bolsillo a los bancos.

Participaciones preferentes


Una participación preferente ofrece una retribución fija de forma permanente. Ésta última característica hace que solamente pueda hacerse desaparecer y recuperar el dinero mediante su venta. Pero la crisis hizo muy difícil su venta: los bancos las vendieron a sus clientes como una especie de depósito fijo y recuperaron su dinero, pero los segundos perdieron grandes cantidades al no poder deshacerse de ellas.

Cláusulas de suelo


Para evitar engaños a la hora de obtener una hipoteca, también es interesante conocer las cláusulas de suelo. Si nuestro contrato hipotecario la tiene, nunca podremos pagar menos de lo establecido en ella por mucho que baje el Euribor. Normalmente, la cantidad mínima que se establece es la del Euribor más el diferencial del momento en el que se firmó la hipoteca: de esta forma, la entidad nunca cobrará menos, y si el Euribor se desploma, el cliente no podrá beneficiarse.
Es importante buscar en nuestro contrato la existencia de esta cláusula entes de firmarlo, porque es legal siempre que cumpla una serie de requisitos, como que el hipotecado conozca que se encuentra sujeto a ella. Si la cláusula de suelo está incluida en el contrato, no podemos reclamar nada.
Antes de firmar cualquier contrato con una entidad bancaria, lo más sensato es conocer sus requisitos y a lo que estamos accediendo realmente.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).