Qué debemos fijarnos a la hora de contratar un depósito

Vencimiento

A través de un Depósito o una Imposición a Plazo Fijo (IPF) entregamos al banco una cantidad de dinero durante un tiempo determinado, recibiendo a cambio una rentabilidad. Es un producto financiero en apariencia sencilla, pero con unas características que el consumidor tiene que conocer antes de realizar cualquier operación:

  • Vencimiento: Es junto  a la rentabilidad el punto esencial de un depósito, ya que hasta llegada la fecha de vencimiento el cliente no puede disponer de su dinero, y si lo hace recibe una penalización. Un punto muy importante es que esta penalización siempre se hace sobre los intereses y nunca sobre el capital. Por ello en el peor de los casos si se rescata anticipadamente se puede obtener ninguna ganancia pero sin perder la inversión.


Esta comisión o penalización debe estar reflejada en el contrato del depósito, y siempre hay que tenerla en cuenta, así es recomendable que elijamos un plazo adecuado, si creemos que vamos a necesitar el dinero en un año, no contratemos depósitos a un plazo más largo aunque nos ofrezca algo más de rentabilidad, ya que con la comisión, la ganancia puede ser inferior.

También existen productos que no tienen penalización por cancelación anticipada y por tanto se asemejan a una cuenta remunerada, desde el punto de vista del cliente estos productos son más flexibles y por tanto ofrecen más ventajas.

  • Tipo de interés: Siempre debemos fijarnos en la TAE del depósito, ya que nos permitirá comparar productos con plazos distintos. La TAE nos refleja el porcentaje que recibiremos anualmente.

  • Liquidación de intereses: Hasta hace unos años el cobro de productos de más de dos años de duración tenían una bonificación fiscal, ahora no. Así, aunque lo más común es cobrar los intereses a la finalización del producto (especialmente en los productos a corto plazo) si nos dejan elegir la forma siempre es mejor el cobro cuanto más corto se el plazo (mensual, trimestral, semestralmente) por dos razones, en primer lugar la remuneración total será algo superior por la ley del interés compuesto, en segundo lugar la retención que tienen de origen estos productos puede ser inferior (19%) en depósitos de gran cuantía que si se liquidan


Renovación: La mayoría de los productos con mayor rentabilidad tienen una fecha fija en la que se cancela el producto, pero en muchas ocasiones se renueva de forma automática a un tipo inferior, que será el tipo de mercado. Para evitar sorpresas y en el caso de que tenga esta cláusula de renovación automática, consulte cuáles serán las condiciones días antes que se haga efectiva.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Depósitos?

Los depósitos son la opción más tradicional y conservadora para rentabilizar los ahorros. Es un producto sencillo que iAhorro te ayuda a elegir para conseguir tus objetivos financieros. La característica más destacada son los intereses que ofrece pero hay otras variables que pueden influir en la elección.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.