¿Qué es la garantía hipotecaria?




Una hipoteca es un préstamo que una entidad bancaria nos otorga con la garantía de un bien inmueble. Aunque normalmente se concede para la adquisición de una vivienda, pueden existir otros casos como la construcción de la vivienda, la rehabilitación de una vivienda habitual o la adquisición de bienes inmuebles.

Nuestra vivienda o bien inmueble funciona como garantía hipotecaria. Pero, puede ocurrir que como propietarios del bien hipotecado se den lugar diferentes situaciones:

  • Qué seamos propietarios del bien hipotecado, y que éste lo utilicemos como garantía para una deuda ajena y no propia. Esta situación se denomina tercer hipotecante.



  • O que seamos propietarios de un bien hipotecado anteriormente por otra persona que ha utilizado la vivienda como garantía. La hipoteca se subroga al adquirir el inmueble hipotecado.


Existen otro tipo de bienes que pueden hipotecarse, para poder ser gravados, deben ser susceptibles de su inscripción en el Registro de la Propiedad.

Para que la hipoteca pueda constituirse se necesita que se den los siguientes casos: se inscriba el bien inmueble en el Registro de la Propiedad y que se otorgue la escritura pública. A su vez, la escritura pública debe inscribirse en el Registro de la Propiedad Inmobiliaria. Sin estas inscripciones que se les denomina constitutivas, el derecho real de la garantía, la propia hipoteca, no existe.