Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

¿Qué es Novo Banco?

¿Qué posición tendrá el "banco bueno"?


banco bueno



El reciente colapso de uno de los mayores bancos de Portugal, Banco Espirito Santo, ha provocado que éste tenga haya tenido que ser recapitalizado y nacionalizado mediante las ayudas aportadas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el año 2011 para el rescate a la banca del país. En total, estas ayudas sumaron 78.000 millones de euros, de los cuales quedaban 6.400 millones aún sin utilizar y que finalmente han tenido que ser utilizados para salvar al tercer banco del país.
La decisión del Estado de intervenir en la entidad se tomó poco después de que se anunciase que el BES había registrado pérdidas sin precedentes de hasta 3.577 millones de euros durante el primer semestre de mayo. Este dato hizo evidente que la entidad corría un enorme riesgo, y no iba a recuperarse de forma independiente. De hecho, en un comunicado, el Banco de Portugal admitió que los graves problemas de la entidad tenían un importante riesgo de contagiarse y poner en peligro la banca de Portugal.
Después de los problemas que el BES ha estado atravesando, se ha decidido su escisión en dos bancos diferentes, denominados “banco bueno" (Novo Banco) y “banco malo” (que continuará utilizando el nombre antiguo del BES). En éste último quedarán incluidos los activos tóxicos que han ayudado al derrumbe del tercer banco de Portugal, y además dejará de actuar como un banco al no tener capacidad para ello. Los accionistas de este banco malo deberán asumir las grandes pérdidas a las que se enfrentan. Entre ellos se encuentra la familia de la que el BES recibía su nombre, que controlaba el 21% del total del capital y por tanto son los que registrarán unas mayores pérdidas.

¿Qué posición tendrá el "banco bueno"?


A Novo Banco quedan ahora trasladados todos los antiguos clientes del BES, así como sus depósitos y créditos de calidad. Es decir, desarrollará las actividades que hasta ahora ha estado llevando a cabo el BES, y según han indicado desde el Banco de Portugal, con total normalidad y sin riesgos para sus clientes. Al frente se situará Vitor Bento, que había estado presidiendo el BES desde el pasado mes de julio, tras tomar el relevo de su anterior presidente Ricardo Salgado. Su único accionista es el Fondo de Resolución específicamente creado ara la ocasión.
La creación de Novo Banco ha supuesto una inyección de un total de 4.900 millones de euros, siendo la mayor parte de ellos provenientes del fondo de rescate a Portugal aportado por la Unión Europea y el FMI, en concreto 4.400 millones. Según ha asegurado el Banco de Portugal, el nacimiento del nuevo banco no supondrá ningún tipo de pérdida económica para el Estado y los contribuyentes.
Por su parte, la calificadora estadounidense Moody´s ya ha anunciado que considera al nuevo banco bueno creado a partir del BES “altamente especulativo”, con una calificación de B3. La segunda escisión, en la que han quedado todos los activos tóxicos, recibe una calificación un peldaño por debajo, del B2. Dado que ambos bancos son aún muy recientes, Moody´s no descarta una revisión de estas calificaciones. Aun así, estos resultados no tranquilizarán mucho a los antiguos clientes del BES, que durante las últimas semanas han estado temiendo por su dinero, de manera más o menos razonable.
Para saber con certeza cómo se desenvolverá Novo Banco y qué decisiones tomarán sus nuevos clientes habrá que esperar algo más de tiempo. La intervención en el Bes es aún muy reciente y aún quedan aspectos por aclarar.