¿Qué hacer cuando se pierde una tarjeta?


he perdido la tarjeta


Las tarjetas de crédito o de débito son medios legales de pago y, como tales, al contratar una como titulares debemos ser conscientes de que asumimos ciertas obligaciones.
En caso de pérdida o sustracción, estamos obligados a avisar al banco emisor. Para ello, debemos llamar por teléfono al número habilitado a tal efecto o personarnos en una oficina de la entidad. Así permitirá que el banco actúe con la máxima rapidez e impedirá la utilización indebida de su tarjeta. Pero hasta que se avisa a la entidad, la responsabilidad recae sobre el titular. Desde el momento en que se gestiona la comunicación con el banco, el propietario
queda, en principio, libre de responsabilidad sobre el uso de la tarjeta. Según el artículo 32.3 de la Ley 16/2009 de Servicios de Pago, el titular -salvo en caso de actuación fraudulenta- no soportará consecuencias económicas por el uso, con posterioridad a la notificación, de la tarjeta extraviada o sustraída.
Estos son los pasos fundamentales a realizar:

  • Llamar de inmediato al teléfono de la entidad para que se proceda a bloquear la tarjeta. En el reverso de la tarjeta figura el número para
    comunicar cualquier incidencia, por lo que hay que tenerlo anotado, para poder utilizarlo en el momento indicado. Estos teléfonos están disponibles las 24 horas del día, todos los días del año.



  • Anotar todos los pasos realizados, especialmente la fecha y la hora en que se realiza la anulación de la tarjeta para gestionar posibles reclamaciones futuras.

  • Interponer la correspondiente denuncia en una comisaría de policía o ante el juzgado. Este documento puede ser exigido por la entidad financiera en el proceso de reclamación. Si bien la normativa del Banco de España no recoge la necesidad de aportar una denuncia policial al procedimiento de reclamación ante la entidad, en caso de tratarse de una operación de fraude y ser necesaria la intervención judicial, la denuncia policial sería imprescindible.

  • Comprobar las operaciones adeudadas en la cuenta. Si detectamos en la cuenta una operación de pago no autorizada, el titular debe notificarlo con la mayor brevedad posible para que se proceda al reembolso inmediato del importe de la compra. Si después de haber notificado la pérdida de la tarjeta se siguen haciendo operaciones con él, será debido a un error en el sistema de anulación y, por tanto, se podrá reclamar al banco el importe de las mismas.

  • Es conveniente notificar por escrito a la entidad emisora de la tarjeta para comunicar de modo formal su robo o extravío. En este escrito debe constar el día del extravío, la fecha en que se informó de manera verbal de la pérdida y los datos de la tarjeta. Es aconsejable incluir la denuncia.