Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

¿Qué nos haría cambiar de banco?

Las comisiones, claves


cerdos hucha


Realmente no es algo que hagamos frecuentemente. Cambiar de banco nos cuesta, en España somos reticentes a un cambio de entidad bancaria, ya sea por tradición familiar, por proximidad o por una buena experiencia como usuarios de dicha entidad (esta razón quizás es la que debería tener más peso tenga a la hora de seguir o no siendo clientes de una entidad determinada junto a otros factores).

Una perfecta conjunción de factores hará que la satisfacción del cliente para con la entidad sea mayor. En este sentido, la última encuesta de satisfacción bancaria llevada a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sitúa entre los bancos mejor valorados a Triodos Bank por su filosofía de banca ética y sostenible, a ING, EVO Banco y Openbank por su exención de comisiones, transparencia y facilidad para operar entre los primeros puestos del ranking.

 

Las comisiones, claves


Aquellas entidades que no cobren comisiones en las operaciones más habituales marcan distancias. Las comisiones y gastos asociados a la operativa de un producto bancario son algo con lo que el cliente bancario no quiere lidiar y mucho menos pagar, sobre todo si recordamos que un cliente medio puede llegar a pagar hasta 200€ al año en comisiones. La ausencia de comisiones es clave a la hora de conseguir un cliente satisfecho, aunque no es el único aspecto. Aquí las entidades online ganan terreno ya que al minimizar costes pueden ofrecer productos con menores comisiones. Sin embargo, las entidades más tradicionales también han apostado por una política de exención de comisiones ligada en muchos casos a la domiciliación de ingresos.

 

 

Transparencia en la información


Resulta una de las exigencias esenciales que debemos hacerle a nuestra entidad financiera y de la que dependerá gran  parte de la satisfacción que sintamos en relación a sus servicios prestados. La falta de ella ha llevado a los usuarios y entidades a enfrentarse en tribunales con innumerables victorias para los clientes, por lo que la transparencia de información en la comercialización de productos debe presidir la relación entre entidad y cliente. Hay entidades, como Banco Mediolanum, que apuestan por la atención personalizada a través de la figura del Family Banker, con el que el cliente tiene acceso a información de productos de forma adaptada a cada perfil. La confianza será básica a la hora de la contratación de productos y será el pilar fundamental de la realción entidad - cliente.

 

 

 

Facilidad para operar


Aquí entra en juego de forma determinante la banca online y la sencillez con la que se pueda operar a través de sus portales y aplicaciones, sobre todo si atendemos al público millennial ya que el 27% de ellos afirma que nunca ha pisado una entidad bancaria (ya no es necesario pisar una para abrir una cuenta bancaria, contratar un producto de ahorro o realizar el estudio de un préstamo hipotecario). Simplificar los procesos y apostar por la sencillez a la hora de operar tanto de forma online como presencial serán puntos fuertes que hagan al cliente seguir en la entidad.

 

 

ING, CaixaBank y Banco Santander, con la clientela más fiel


ING, la entidad ‘naranja’ por excelencia es según un estudio de Brand Finance la que tiene la clientela más fiel, es decir, es la entidad en la que más confían los españoles (68,7%), solo un 11,3% de sus clientes se cambiaría de banco.

En esta lista de los bancos con la clientela más fiel también se encuentran CaixaBank (59,8%) y Banco Santander (57,2%).

 

 

El nuevo banco debe ayudar al cambio


Eso es lo que indican desde el portal Finanzas para Todos, creado de forma conjunta por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores para el fomento de la educación financiera. Concretamente hacen alusión a que “la nueva entidad debe ayudarle a realizar los trámites y a comunicar la decisión a la entidad antigua”.

Cambiar de una entidad a otra no debería ser un trámite complejo sino que la nueva entidad debe colaborar en facilitar esta transición. Así mismo, desde Finanzas para Todos aconsejan que es más que recomendable comunicar la nueva cuenta a aquellas compañías en las que tengamos domiciliados algún pago, así como si queremos domiciliar en ella la nómina, aunque la entidad nueva también lo haga. Además también recomiendan no cerrar la cuenta antigua de forma inmediata, conviene mantenerla durante un tiempo con algo de saldo por si se produjese algún cargo no incurrir en descubierto.

 

Vídeos relacionados: