Productos financieros >

¿Qué sabes de los préstamos preconcedidos?

¿Cómo es un préstamo precondecido?

image backgorund post

billetes euros


No lo  hemos pedido pero nos lo ofrecen. Hablamos de los préstamos preconcedidos. Cuando lo habitual es que quien necesite financiación acuda a una entidad a solicitarla, someterse a un estudio de riesgo y finalmente saber si tiene acceso al préstamo, existe otra posibilidad que pasa por que la entidad sea la que ofrezca al cliente la posibilidad de acceder a una cantidad de dinero en forma de préstamo sin que el cliente lo haya solicitado.

Seguramente alguna vez hemos recibido una comunicación (carta, SMS, llamada…) por parte de nuestra entidad bancaria exponiendo que tenemos un préstamo preconcedido de una determinada cantidad. Pero veamos cuáles son las características que definen a este tipo de préstamo.

¿Cómo es un préstamo precondecido?


En primer lugar como decimos no es un préstamo que solicite el cliente, sino que es un préstamo que pone la entidad a disposición del cliente, le da acceso a un importe e intereses determinados en función del análisis de riesgo que previamente la entidad ha realizado.

Solo para clientes. No se trata de préstamos disponibles para todas las personas, sino que están enfocados para aquellas que son ya clientes de la entidad y que mantienen una relación sólida. No son préstamos con condiciones atractivas para la captación de clientes nuevos.

Menor tiempo de espera y menor documentación


Uno de los mejores rasgos de los préstamos preconcedidos es la rapidez para su concesión. Existe una mayor agilidad en la tramitación ya que es la propia entidad la que sin que el cliente lo solicite, realiza el estudio de riesgo y de viabilidad del préstamo para ese cliente en función de su perfil. Se elimina el trámite por parte de una entidad de tener que recabar toda la información del cliente puesto que ya le conoce, así como el de que sea el cliente el que aporte documentación que justifique su capacidad de pago.

Cuanta más vinculación con la entidad, más posibilidades


Estos préstamos no se ofrecen a todos los clientes, sino a aquellos que tienen ya una relación con la entidad duradera y sobre todo satisfactoria para la entidad. Por ejemplo, contar con una cuenta abierta desde hace años así como tener ingresos y recibos domiciliados hace que aumente la posibilidad de que se le oferte un préstamo preconcedido. Además interfiere de forma esencial el hecho de tener un buen historial crediticio, si es bueno o incluso si no se tienen deudas ni otros préstamos pendientes, es más probable que llegue la oferta del préstamo preconcedido.

Garantía personal


Si se tienen deudas pendientes y sobre todo si se está inscrito en algún registro de morosidad como Asnef o RAI las posibilidades de que la entidad ofrezca un préstamo preconcedido desaparecen fulminantemente. Una entidad jamás ofrecerá a un cliente financiación si éste tiene dicho perfil. El motivo es que la garantía de este tipo de préstamos es una garantía exclusivamente personal, es decir, el patrimonio del cliente, y por lo tanto en caso de impago el cliente deberá responder con sus bienes. Por lo tanto si se parte de un cliente con deudas y que figura en este tipo de ficheros es una mala señal ya que supone que ya hay acreedores que le reclaman pagos.

Más caros y no siempre ya concedido


Dada la agilidad y las facilidades en la tramitación, este tipo de préstamos llevan consigo condiciones distintas, como por ejemplo la necesidad de contratar productos vinculados (seguros de vida por ejemplo) e incluso que el tipo de interés sea más caro que si solicitáramos un préstamo personal por el mismo importe en otra entidad. Es importante saber que el hecho de que sea un préstamo preconcedido no es sinónimo de préstamo más barato o con mejores condiciones.

Además no hay que olvidar que “preconcedido” no es igual a “concedido”, puede haber circunstancias que hagan que cuando el cliente esté interesado por el préstamo, la entidad se eche para atrás y finalmente no sea viable la operación de financiación.



 

Sobre el autor del artículo.


Redactora de contenidos formada en el campo de la Publicidad y las Relaciones Públicas por la Universidad Rey Juan Carlos. Me incorporo a iAhorro en 2014 motivada por aportar información clara y transparente sobre el mundo del ahorro y las finanzas.

Más artículos suyos:
· ¿Aseguradora tradicional o aseguradora "low cost?.
· Las mejores ofertas de 4G.
· ¿Qué nos haría cambiar de banco?.
· ¿Conoces las mejores cuentas para domiciliar tu nómina?.