¿Qué son los depósitos garantizados?

¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos y en que beneficia a los inversores?

Con el Fondo de Garantía de Depósitos no tenemos que preocuparnos por nuestro dinero


Realmente no existe un tipo de depósito que sea garantizado como diferencia a otros que no lo son. En principio cualquier producto financiero está cubierto y protegido por la solvencia de cada entidad que lo comercializa. No existiendo ningún problema cuando el banco con el que contratamos goza de una buena situación.

Una de las mayores ventajas que tienen los depósitos es la segunda barrera de protección en caso de que la entidad entre en quiebra. Con el Real Decreto-ley 16/2011 de 14 de Octubre se creó el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.

¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos y en que beneficia a los inversores?


El objetivo de éste Fondo es otorgar una mayor seguridad a particulares que suscriben cuentas corrientes y depósitos en las entidades bancarias que operan en territorio español. La garantía está limitada a la cantidad de 100.000 euros por entidad y titular del producto financiero. Esto significa que si tenemos más de 100.000 euros repartido en varias entidades, sin superar en ninguna de ellas el límite, estaremos cubiertos al 100%. Garantía que también cubre a menores y personas jurídicas, que operan en el mercado, y tengan una cuenta abierta en dicha entidad.

Este es uno de los motivos por los que los depósitos son el producto más solicitado por los ahorradores con el fin de obtener algo de rentabilidad. Porque es el mecanismo más seguro de realizar inversiones.

¿Existe la máxima seguridad?


Aunque pueda parecer que sí, en realidad esto nunca sucede. La inversión se trata de una función donde aparecen el riesgo de la operación y la rentabilidad esperada entre otras muchas variables. A mayor riesgo mayor rentabilidad. Esto significa que no puede existir rentabilidad sin asumir nada de riesgo.

Las sucursales de bancos extranjeros


A muchas personas les surge la duda de si su entidad, aun siendo extranjera, tiene la misma protección que las nacionales. Generalmente las entidades extranjeras tendrás un fondo de garantíasimilar en su país de origen. Si no es así, o el fondo no goza de las mismas condiciones para el cliente entonces será responsable el FGD español. Las personas que operen con entidades foráneas no tienen que tener ningún miedo por estar más desvalidas.

El mecanismo de los fondos de cada país varía dependiendo de la regulación pactada. España es de los pocos países que tiene un fondo “real”, es decir, en el que existe dinero porque se realizan aportaciones de antemano. En otros países han decidido cubrir los gastos precisamente en el momento en el que surjan y no tener reservado una parte de dinero.
Si estamos pensando en rentabilizar parte de nuestros ahorros y no queremos arriesgarnos a perderlos la mejor opción que existe en el mercado es la contratación de un depósito o una cuenta corriente.